Diabetes cobra 38 vidas diarias en el Estado de México: Inegi

De acuerdo con datos del Inegi la enfermedad se posiciona como la segunda causa de mortandad en el territorio estatal, tan solo por debajo de las afecciones del corazón.
En los últimos 15 años la cifra de fallecimientos se duplicó.
En los últimos 15 años la cifra de fallecimientos se duplicó. (Iván Carmona)

Toluca

El Estado de México registra cada año aproximadamente 13 mil 845 defunciones a consecuencia de la diabetes mellitus, es decir, diariamente mueren 38 mexiquenses, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las estadísticas de 2015, últimas con datos oficiales, posicionan a esta enfermedad como la segunda causa de mortandad en la entidad, solo por debajo de afecciones del corazón y con una diferencia de apenas 72 casos, ya que este último rubro tiene 13 mil 917 fallecimientos, frente a las 13 mil 845 que contabilizó la diabetes. Durante 15 años, es decir, de 2000 a 2015 la cifra de muertes por este motivo se duplicó, ya que al inicio del milenio dicho índice era de 6 mil 210; aunque en 2015 fue el único en el que este padecimiento no se ubicó como la primera causa.

Si bien, el número es alarmante también existen otros factores que deben ser analizados, entre ellos el incremento en la incidencia pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, la prevalencia de diabetes pasó de 9.2 por ciento en 2012 a 9.4 en 2016.

Estos datos refieren que el Estado de México se mantiene por arriba del censo nacional en diabetes, registrando 10.8 por ciento, mientras que el promedio del país es de 9.4 por ciento; en lo referente a obesidad y sobrepeso los indicativos estatales son de 70.1 por ciento, mientras que en el ámbito nacional es de 71.2 por ciento.

Aún por mejorarUno de los mecanismos para dar un seguimiento a las políticas públicas implementadas destinadas al seguimiento y prevención de este malestar es el Observatorio Mexicano de Enfermedades No Transmisibles (OMENT), órgano que ubica a la entidad por arriba de la incidencia a nivel nacional, mientras que en lo relacionado a tratamientos médicos la coloca en los últimos lugares.

Uno de los instrumentos diseñados por el OMENT es el Índice de Calidad de la Atención de la Diabetes en México (ICAD), en el que el territorio es el 24 de 32 entidades, con una calificación de 61.1, quedando por debajo de la media nacional que es de 64.51, siendo la jurisdicción mejor emplazada la que corresponde a Atizapán de Zaragoza.

De acuerdo con estos datos, en el Estado de México son tratados periódicamente 65 mil 377 personas con diabetes, en mil 12 unidades de salud, establecidas a lo largo del estado; sin embargo, es justo en las zonas urbanas donde se concentra el mayor número de casos.

TE RECOMENDAMOS: Congreso Internacional de Lactancia Materna en Toluca

Este diagnóstico evalúa al menos tres componentes, entre ellos, retención del paciente diabético, consulta efectiva e impacto físico, siendo el peor lo relacionado con el control de la enfermedad, en el que la entidad obtiene 39.3 puntos porcentuales, índice muy abajo de la media nacional que es de 47.7 por ciento.

Otro de los puntos es el que refleja si el afectado acude regularmente a sus citas, donde obtiene una calificación de 61.5, con 12.3 de los 20 puntos a los que equivale, dato que también se mantiene por debajo de la media nacional.

Entre las regiones mejor examinadas están la de Atizapán de Zaragoza, con una calificación de 75.1, que equivale a la posición 22 en el país, le sigue Cuautitlán con 65.3, en el lugar 110 en la República; Nezahualcóyotl obtiene 64.7 y se ubica en la 117; Jilotepec en 64.3, quedando en el lugar 123 del ranking nacional.

Debajo del Estado de México están Guerrero, Zacatecas, Sonora, Durango, Morelos, Yucatán, Michoacán y Oaxaca, los cuales cuentan con registros de 59.1 y 54.2.

Tratamiento oportuno

De no actuar oportunamente en temas preventivos los recursos que se destinan para la atención de los padecimientos crónicos serán insuficientes, toda vez que de acuerdo con las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2030 la tendencia global en cuanto a la incidencia de esta enfermedad que afecta los niveles de azúcar en la sangre registrará un incremento de 214 por ciento, mientras que para la región de México y América Latina alcanza hasta 248 por ciento.

Actualmente, el sector Salud mexiquense invierte cerca de 700 millones de pesos en la adquisición de al menos 11 claves de insulinas, que son suministradas en pacientes con esta dolencia y otras afecciones crónicas, que en suma representan más de 700 mil tratamientos.

En tanto, la Delegación Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), eroga cerca de 3.5 mil millones de pesos en medicar enfermedades severas, debido a que atiende cerca de 24 mil 473 derechohabientes con hipertensión, poco más de 120 mil con diabetes, 754 casos de cáncer de mama y 2 mil de cáncer de próstata, que se suman a los 3 mil 563 con insuficiencia renal y los mil 419 pacientes que atraviesan por procesos de hemodiálisis.

Atención

Asimismo para la atención del padecimiento la secretaría del ramo en la entidad cuenta con 15 Centros de Atención al Diabético y siete unidades móviles donde ofrecen servicios integrales con un psicólogo, nutriólogo, fármacos, pruebas de laboratorio como determinación de glucosa, examen general de orina, biometría hemática, hemoglobina glucosilada, micro albumina en orina y perfil de lípidos. 

KVS