Propaem triplica ingresos propios a través de multas

La cifra récord de 10 millones 880 mil pesos se suma a lo asignado por el gobierno estatal para fines de vigilancia y recuperación de condiciones óptimas en materia ambiental.
Colocaron sellos en la entrada de la mina en Calimaya.
Entre los establecimientos con mayores quejas están los y sanciones se encuentran los "corralones" y minas. (Especial)

Toluca

El titular de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem), Alejandro Franco Vera, informó que durante 2016 triplicaron el monto de ingresos propios de esta dependencia, a través de las multas impuestas tanto a industrias como a establecimientos, alcanzando una cifra récord de 10 millones 880 mil pesos.

Refirió que este presupuesto se suma a lo asignado por el gobierno estatal para fines de vigilancia y recuperación de condiciones óptimas en materia ambiental, lo que ha permitido incrementar y adquirir insumos para fortalecer sus tareas.

Explicó que estas sanciones derivan de denuncias ciudadanas y visitas previstas en el programa de trabajo; sin embargo, reconoció que la participación de la ciudadanía ha sido fundamental, pues "son los ojos del gobierno del Estado de México".

"Hacemos de inmediato nuestra visita de inspección y observamos si efectivamente es un contaminante, se hace una auditoría, se revisan sus componentes técnicos, si vemos que efectivamente son considerables rebasando lo que marca la norma, de inmediato suspendemos las actividades de la maquinaria o suspendemos el espacio e iniciamos el procedimiento correspondiente", señaló.

TE RECOMENDAMOS: Continuará transformación de Chapultepec: Mancera

Indicó que las multas que imponen han incrementado considerablemente, con el objetivo de que quienes dañan al ambiente puedan sentirse obligados a responder por sus faltas.

"No se vale que pongamos multas pequeñas para que al ratito vuelvan a trabajar como si nada; éstas son precisamente con la intensión de que tengan una sanción económica que de verdad los obligue a cuidar el medio ambiente e imponemos la obligación de restablecer las condiciones a como se encontraban antes de que se emitieran los contaminantes", refirió.

Anualmente esta dependencia recibe un promedio de entre 3 mil y 5 mil quejas por diversos conceptos, de ellas entre 500 y mil son las que amerita una sanción.

El funcionario explicó que entre los establecimientos con mayores quejas y sanciones se encuentran los "corralones", algunas industrias como la minera y trituradoras y "deshuesaderos".


MCLV