Perredistas exigen agua potable de calidad

Vecinos de la delegación San Andrés Cuexcontitlán acudieron al organismo de Agua y Saneamiento de Toluca para exigir al director José Maya Ambrosio un servicio de calidad.
No tienen el servicio o es de mala calidad.
No tienen el servicio o es de mala calidad. (Gloria Guinzberg)

Toluca

Perredistas y vecinos de la delegación San Andrés Cuexcontitlán acudieron al organismo de Agua y Saneamiento de Toluca para exigir al director José Maya Ambrosio que les dé un servicio de calidad.

La presidenta del sol azteca, Cristina Sierra Castillo, el regidor Gabriel Medina Peralta y el presidente del Consejo Municipal, Carlos Ulloa, quien también funge como asesor de los afectados, acudieron a las oficinas para entablar un diálogo, a fin de resolver la problemática, y evitar este cobro de recibos de  hasta 20 mil pesos por casa.

Sierra Castillo mencionó que es inadmisible que desde hace cuatro meses que metieron el escrito, el titular de la Dirección de Agua y Saneamiento no haya dado una solución.

"Exigimos una respuesta a los funcionarios públicos, pero en específico al director de Agua y Saneamiento. No ha puesto atención a este documento que ingresamos el 8 de agosto".

TE RECOMENDAMOS: Comisión debe revisar manejo área protegida del Nevado

Carlos Ulloa sostuvo que la petición ya se hizo por escrito y demandaron les garanticen el acceso al líquido, "ellos se organizaron porque les llegaron requerimientos de cobro y los amenazaron diciéndoles que si no pagaban comenzarían a actuar legalmente en su contra".

Sostuvo que pese a estas amenazas no hay rehabilitación de la red hidráulica.

"La gente se está quejando, pues aunque no llega el agua les quieren cobrar. Son como mil 500 o más los afectados".

Destacaron que pese a los esfuerzos en los que insiste la administración, no hay avances y mucho menos condonaciones reales que permitan la regularización de aquellos vecinos a los que les llega muy poca agua.

Con pruebas en mano, sostuvieron que hay una tarifa de interés social, aunque les llegan requerimientos de hasta de 21 mil pesos por dos años, "les quieren cobrar por algo que no tienen, es por eso que se solicitó una reunión con las autoridades municipales".

Aclararon que la gente no es que no quiera o se niegue a pagar, pero no tienen el servicio o es de mala calidad.

RAM