ENTREVISTA | POR HAIDE AMBRIZ PADILLA

Yolanda Jaramillo Médico fundadora de Mujeres Salvando Mujeres

Surgió como un grupo para concientizar a la población femenina sobre la prevención del cáncer, y al día de hoy, se constituye como una asociación que cuenta con programas de reconstrucción mamaria.

Mujeres Salvando Mujeres, a cuatro años de su fundación

Yolanda Jaramillo, Médico fundadora de Mujeres Salvando Mujeres.
Yolanda Jaramillo, Médico fundadora de Mujeres Salvando Mujeres. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Yolanda Jaramillo, presidenta de la asociación Mujeres Salvando Mujeres, recordó que esta asociación nació el 8 de octubre de 2012, luego de pensar un grupo de amigas por más de un año, qué hacer por las mujeres de la región para prevenir el cáncer de mama.

"Las mujeres involucradas encontramos estadísticas alarmantes, que nos dieron pauta para empezar a hacer algo en favor de las mujeres que tenían cáncer".

Este 2016 se puso en marcha el programa de reconstrucción mamaria para 10 mujeres completamente gratis, a pesar de que el procedimiento cuesta 25 mil pesos, esto se logró gracias a que la asociación compró expansores y prótesis.

"Cada vez eran más las que llegaban con tumores más grandes a los diferentes servicios de salud, las iniciadoras de este movimiento en su mayoría son médicos de profesión, también había contadoras, empresarias, comunicadoras que se sumaron a este esfuerzo".

"Las compañeras también habían observado esta situación, decidimos dar a conocer la información que llegaba a los consultorios, para crear conciencia en las laguneras y fomentar así la prevención con la difusión de las técnicas correctas para una autoexploración, pláticas de sensibilización de la importancia de la detección oportuna del cáncer".

Se decidió decirles a las mujeres que era un problema de salud, que tenían que cuidarse, hacerse su mastografía, que autoexplorarse, estar atentas a la información referente al cáncer de mama, ya que a cualquier mujer le puede dar cáncer.

"Estamos bien conscientes de que el cáncer está atacando a mujeres cada vez más jóvenes, menores de 50 años, con casos más frecuentes de 30 años en adelante".

Las mujeres que iniciaron este proyecto se dieron cuenta que para ayudar a otras mujeres era necesario constituirse formalmente como asociación, para darle profesionalización a la ayuda que se pensaba brindar.

Al principio la idea era sólo promocionar la salud, es decir, dar conferencias, talleres, seminarios, además de realizar eventos con la finalidad de concientizar a la población, de que el cáncer es un problema de salud.

Recordó que el primer evento fue la carrera en tacones que se realizó en el mes de octubre del 2012, en este evento se toparon con la realidad.

Encontraron que había mucha gente padeciendo la enfermedad, con muchas inquietudes respecto al tema y no existía un grupo que pudiera darle cause a todo esto.

Fue así que instituciones empezaron a buscar a la asociación, las universidades y empresas querían pláticas al respecto, así empezó esta vinculación con la sociedad y en ese momento también se sumó el DIF municipal.

TE RECOMENDAMOS: "Les pido que se quieran y se hagan estudios médicos"

"Nos dimos cuenta que muchas mujeres no podían tener acceso a la salud, ni con el subsidio de programas, para muchas mujeres pagar 500 pesos era un mundo de dinero y muchas prioridades estaban antes que esa, decidimos que también deberíamos acercarles recursos o facilitarles los estudios en algunos casos".

Gracias a empresas como PUMA, que hace los uniformes para el Santos,,¡ Mujeres Salvando Mujeres ha tenido recursos para ayudar a más gente.

Fue la primer empresa que realizó un donativo grande a la asociación, pues con cada jersey rosa que se vende del Santos, el dinero se destina a la ayuda contra el cáncer de mama. "Con este recurso se tomaron las primeras mastografías gratuitas".

Otro gran avance que se dio fue cuando la asociación pudo brindar ayuda espiritual y de control de emociones a las personas, "no fue hasta que contamos con apoyo de psicólogos, tanatólogos, programadores de neurolingüística, además de maestras, que decidimos abrir grupos de apoyo para acompañar a las mujeres diagnosticadas con cáncer".

Primero se abrió el grupo de Torreón y luego el de Gómez Palacio, fue sumando más mujeres este proyecto, debido a que transitar en solitario con la enfermedad del cáncer es muy duro.

Una de las conclusiones que dan los médicos oncólogos que consultan a estas mujeres, advierten que existe una gran diferencia entre las que asisten a un grupo de apoyo y quienes no, pues la respuesta al tratamiento es mucho mejor y existe un porcentaje alto de sobrevivientes en quienes se integran.

"Es fundamental establecer una red de afectos entre mujeres, ya que llegan a un grupo donde son amigas, casi hermanas entre ellas, se acompañan a las quimioterapias, entienden lo que la otra paciente está pasando, saben lo qué se siente y arropan a la nueva integrante, le hacen saber que no está sola".

El compartir historias de éxito les da a las mujeres una esperanza, además el intercambio de experiencias enriquece la participación de las integrantes, se hace una hermandad muy grande que se nota en la evolución de cada paciente que enfrenta el cáncer.

"Las mujeres involucradas encontramos estadísticas alarmantes, que nos dieron pauta para empezar a hacer algo en favor de las mujeres que tenían cáncer".

"En el año 214 se pudieron realizar 400 mastografías, en 2015 logramos 410 y en este 2016 se lograron mil".

"Actualmente acuden 88 mujeres a los grupos de apoyo, sin embargo, por las filas de Mujeres Salvando Mujeres han pasado más de 100.

La asociación apoya a las mujeres con terapia ocupacional además de proporcionales pelucas, mangas elásticas y hasta prótesis externas.

Este 2016 se puso en marcha el programa de reconstrucción mamaria para 10 mujeres completamente gratis, a pesar de que el procedimiento cuesta 25 mil pesos, esto se logró gracias a que la asociación compró expansores y prótesis.

Es el Sanatorio Español el lugar donde se realizan las cirugías, que proporciona instalaciones, insumos y el personal que se requiere, los cirujanos plásticos donarán su trabajo a estas mujeres.

JFR