Leyes no son suficientes para frenar corrupción: Jacobson

La embajadora de EU en México dijo que las leyes contra la corrupción tienen que ser correctamente aplicadas para combatir ese delito y poner fin a la impunidad.

Ciudad de México

La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, advirtió que las leyes anticorrupción como las recientemente aprobadas en México no son suficientes para acabar con este delito, ya que es necesario ponerlas en práctica.

TE RECOMENDAMOS: Corrupción no es cultural; no denunciarla, sí: Coparmex

"Un marco legal no es suficiente por sí solo para crear un cambio en la sociedad; la indignación de los ciudadanos y el compromiso de los organismos de la sociedad civil llevaron a la creación de este sistema nacional, y será necesaria una vigilancia constante para asegurar la instrumentación y el cumplimiento de estas nuevas reglas", afirmó la embajadora en su participación en el acto conmemorativo del Día Internacional contra la Corrupción que organizó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

"Queremos que los funcionarios corruptos y aquellos que sobornan reciban el peso de la justicia. Es aquí donde la fortaleza de nuestras instituciones y sistemas legales es de suma importancia. En los Estados Unidos hemos establecido mecanismos públicos de vigilancia y acciones legales para combatir la corrupción pública", dijo.

La embajadora reconoció que aunque en Estados Unidos no son inmunes a la corrupción, sí se castiga a quienes incurren en ella.

"Sí buscamos que aquellas personas involucradas enfrenten la justicia", afirmó.

Expuso que en 2016 en Estados Unidos se detectaron 913 casos de corrupción pública, se realizaron 866 arrestos y se condenaron a 944 individuos por este delito, lo que incluye a diputados, senadores, gobernadores estatales y servidores públicos estatales y locales; “ese es un número bien grande”, dijo.

TE RECOMENDAMOS: Transparencia Internacional saca decálogo anticorrupción

Reconoció que en México, con el Sistema Nacional Anticorrupción se crearon nuevos y sólidos mecanismos para alcanzar los mismos objetivos, otorgando a instituciones ya establecidas mayor autoridad, pero dijo que es necesario vigilar la correcta aplicación de éstos.