Preocupa a arzobispo violencia hacia sectores vulnerables

Monseñor vio lamentable que los delitos vayan a la alza y con tonos cada vez más graves de violencia.

Monterrey

Ante los recientes asesinatos y actos de violencia cometidos contra niñas y mujeres, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, hizo un llamado a las autoridades a detener la ola de agresiones contra los sectores vulnerables de la población.

TE RECOMENDAMOS: Pide Arzobispo a Estado defender Opus

En la primera semana de agosto se registró un presunto feminicidio, la muerte de una niña con signos de violencia y el ataque a machetazos contra una mujer, por lo que monseñor vio preocupante que ni el Gobierno del Estado ni los ciudadanos hagan algo al respecto.

"Lo que más me preocupa es que no tomemos conciencia de esta situación, los gobernantes deben de asimilarlo y buscar una solución (...) y también ahora me refiero especialmente a los ciudadanos a todos nosotros de los cuales también depende el orden social.

"Vemos que es muy complicado lo que está pasando porque los ciudadanos tampoco tienen buena disposición para acatar la norma la ley siempre está en el imaginario de los mexicanos trasgredir la ley a hurtadillas ocultándose y esto nunca será bueno para nuestra sociedad", mencionó.

El 4 de agosto se dio a conocer que Adelaida González Ramos, quien fue encontrada muerta días antes en el municipio de Zuazua, sufría de violencia familiar, aunque hasta el momento la Policía Ministerial no ha encontrado indicios que vinculen a su marido con el homicidio.

El mismo día se informó la muerte de una niña de 3 años, quien presentaba huellas de violencia y signos de desnutrición severa. Las autoridades aún no han confirmado si los padres de la menor tuvieron injerencia en el asunto.

Finalmente, este 6 de agosto surgió la versión de una mujer que fue agredida a machetazos por su esposo tras una discusión, la victima presenta heridas aunque no de muerte. Los hechos tuvieron lugar en la calle Rayones, en su cruce con la calle Monterrey, en la colonia Topo Chico.

Por los hechos antes expuestos el arzobispo vio lamentable que los delitos vayan a la alza y con tonos cada vez más graves de violencia.

"El robo está a la alza, asesinatos también, las mentiras que ocurren en el hogar o que ocurren en la sociedad todo eso nos hace mucho daño y sé que como obispo como sacerdote también tengo que aportar a esta llamada convenciendo también a los católicos que ese camino es un camino destructivo.

"Las partes débiles de nuestra sociedad que son niños y mujeres que son digamos los que sufren más por esta situación de violencia y más cuando alguien aprovechándose su condición de debilidad física se le agrede y se le mata", concluyó.

KDSC