PRD propone reformas para que Congreso negocie tratados

Los legisladores de ese partido propusieron una ley para que tres senadores y tres diputados participen en las negociaciones de tratados en materia económica.
Jesús Zambrano Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados.
Jesús Zambrano Vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados. (Twitter)

Ciudad de México

La fracción del PRD en la Cámara de Diputados propuso una iniciativa de reformas constitucionales para que el Congreso de la Unión participe en la negociación de acuerdos y tratados internacionales en materia económica.

TE RECOMENDAMOS: Senadores se reunirán con Peña por amenazas de Trump

El proyecto suscrito por los legisladores Guadalupe Acosta, Cristina Gaytán y Héctor Javier García señala que diputados y senadores deben jugar un papel más activo en materia de política exterior a través de una mayor participación en la toma de decisiones que afecten los intereses nacionales e impacten en el bienestar de la población.

De acuerdo con la propuesta de reformas y adiciones al artículo 73 de la Constitución Política, el Congreso de la Unión designaría a tres representantes de la Cámara de Diputados y tres del Senado de la República "para acompañar al Ejecutivo durante todas las negociaciones de tratados internacionales en materia económica, bilaterales o multilaterales".

Los legisladores estarían también en la configuración de los acuerdos relacionados con el comercio de mercancías, servicios, inversiones, transferencia de tecnología, propiedad intelectual, doble tributación y cooperación económica.

Los diputados federales del PRD subrayaron la necesidad de fortalecer las capacidades institucionales del Estado mexicano en la toma de decisiones públicas a nivel internacional, "en un marco de crecientes desafíos globales que amenazan la viabilidad de México como nación soberana e independiente".

TE RECOMENDAMOS: Diputados llaman a frente nacional contra Trump

En dicho escenario, propusieron actualizar el marco constitucional e incorporar un nuevo esquema de participación en las negociaciones de los acuerdos y tratados internacionales en materia económica, con el fin de enfrentar la vertiginosa evolución de la dinámica internacional.