• Regístrate
Estás leyendo: Juan Zepeda, de migrante en EU a candidato al Edomex
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 06:26 Hoy

Juan Zepeda, de migrante en EU a candidato al Edomex

El candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México habla sobre la vez que, trabajando en Estados Unidos, 'La Migra' lo detuvo por no tener papeles.

Publicidad
Publicidad

La migración es parte de su vida. Juan Zepeda habla de ella sin temor, no le molesta decir que fue un migrante indocumentado ni que fue detenido por 'La Migra'. Al contrario, para el candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, su vida es la prueba de que él sí conoce los problemas de la gente y de que sabe convertir las adversidades en éxitos.

Zepeda pasó 12 años en Estados Unidos. Cuenta que decidió irse porque no quería ser una carga para su familia, "porque sabía que no iba poder estudiar, porque no había oportunidades de emplearse".

Con el CCH terminado, sin poder hacer valer su pase automático para estudiar derecho en la UNAM y sin saber inglés, Zepeda llegó a California para trabajar en la pisca de la fresa en el condado de Salinas.

En Estados Unidos también fue jardinero, garrotero, mesero, repartidor de pizzas y, luego de estudiar producción de televisión, trabajó como colaborador freelance para Univisión.

Recuerda que una ocasión, un sujeto quien, según él se parecía a Donald Trump, lo bajó del camión únicamente por ser diferente.

"Eso que están padeciendo nuestros hermanos mexicanos, yo lo padecí en carne propia, fui detenido por La Migra, estuve detenido porque no tenía documentos. Ahí aprendí también lo que es la discriminación por el color de la piel, por no hablar el mismo idioma y por tener otra nacionalidad", dice serio y sin apartar la mirada de la cámara.

Un político rockero que le gusta que lo 'tuteen'

Amante del rock y fan de los Rolling Stones y Guns N' Roses, Juan Zepeda siempre soñó con tener un tatuaje, pero no lo tiene. De joven tuvo el cabello largo, ahora es corto; dejó la mezclilla por un traje, aunque no siempre usa saco y corbata.

En la entrevista prefiere que le digan Juan, pues detesta que le hablen de usted y cualquier otra formalidad.

Ante la cámara, el perredista prefiere usar una chamarra negra porque es más cómoda y casual, en vez del saco que también traía para la ocasión.

"Estoy hecho en el lado difícil de la vida"

Zepeda debió ser zacatecano, pero sus padres abandonaron ese estado y se mudaron al municipio mexiquense de Nezahualcóyotl, de donde años más tarde migraría a Estados Unidos para superar la pobreza y a donde regresaría para iniciar su carrera política.

Se define como un "luchón", porque sabe lo que es "no tener zapatos de niño", porque "no ha sido fácil para mí, he podido superar las adversidades y estoy hecho en el lado difícil de la vida".

Su nuevo reto, asegura, es enfrentarse a un "sistema político que ha gobernado durante 90 años y que ha generado estructuras de poder anquilosadas, muchos intereses y una resistencia fiera".

Zepeda dice que incursionó en la política para ayudar a los demás y combatir las injusticias, como la extorsión que pagaba un vecino para no perder su puesto de tortas.

"Para mí fue un tema que me conmocionó, porque me vi reflejado. Yo tuve que irme a Estados Unidos a buscarme un empleo y este señor que tenía un empleo honrado se veía amenazado por alguien".

Al tortero, dice, siguieron el zapatero, la del puesto de jugos, la señora de los sopes y otros vecinos que tenían el mismo problema. Su solución fue convertirse en presidente municipal de Nezahualcóyotl por el PRD, porque "es la mejor opción para este tipo de necesidades de la gente, es muy cercano a ellos y siempre está con el afán de ayudar".

Aunque reconoce que le quedó mucho por hacer, dice que su principal orgullo son los resultados en materia de seguridad, pues asegura que su programa policial se convirtió en una especie de franquicia que se puede aplicar en todo el Estado de México.

El respaldo de un PRD dividido

Zepeda llegó a la candidatura perredista con un partido dividido. Los otros dos aspirantes no la aceptaron: Javier Salinas impugnó la decisión por desacuerdos en el proceso de elección y Eduardo Neri amenazó con renunciar a su militancia.

Ahora, dice que tiene el respaldo del partido, porque "el adversario no está dentro del PRD"; sin embargo, 12 senadores que formaban parte de la bancada de su partido respaldan a la candidata de Morena e incluso dos de ellos renunciaron a su militancia para poder participar activamente en los mítines de Delfina Gómez.

"El adversario es el PRI y lo que significa que es inseguridad, corrupción, transporte público caro y deficiente, es la pobreza que todavía está en nuestras colonias", dice.

De sus contrincantes no habla mucho. Considera que Alfredo del Mazo es parte del grupo Atlacomulco, a Delfina Gómez no la conoce lo suficiente y a Josefina Vázquez Mota la relaciona con los mil millones que presuntamente recibió del gobierno federal.

A pesar de que va en cuarto lugar en las preferencias, Zepeda dice no preocuparse por las encuestas, pues está convencido de que su propuesta en seguridad le dará la victoria.

También está seguro de que su partido puede llegar a la Presidencia en el 2018, ya que tiene "todas las condiciones para cambiar un régimen que nos ha empobrecido, que nos ha generado desigualdad".

Dice que el PRD no está destruido, pero ha entrado en un debate nacional para definir su papel rumbo a las elecciones presidenciales; sin embargo, asegura que esa discusión debe de entrar en pausa para lograr la victoria en el Estado de México.

"Lo importante para nosotros es el Estado de México, después daremos la discusión sobre el tema nacional, ahorita no nos tenemos que distraer", dice.

Sin embargo, el PRD ya anunció su decálogo por México, el cual será la base para el proyecto de nación que el partido defenderá en las próximas elecciones federales.

Zepeda dice que hay vecinos que aún lo recuerdan como el joven de cabello largo, que caminaba por las calles para ayudar a los demás. Pese a ello, él dice carecer de virtudes y en cuanto a los defectos, asegura, "no tener uno que sobresalga de los demás".

Su principal propósito, además de ganar la gubernatura, es ser "una mejor persona día a día en todos los aspectos, en el aspecto familiar, en el aspecto de seguridad pública, en el aspecto humano tratar, aunque sin duda estoy lejos de lograrlo".

Al término de la entrevista, Zepeda se despide sólo con una recomendación: "coman frutas y verduras y que viva el rock n' roll".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.