Diputados insisten en penal de máxima seguridad

El legislador del PAN, Marcelo Martínez, argumentó que en lugar de construir más celdas en los centros penitenciarios existentes, se debería de construir otro.
El penal de Topo Chico, en Nuevo León, ha registrado constantes incidentes.
El penal de Topo Chico, en Nuevo León, ha registrado constantes incidentes. (Roberto Alanís/Archivo)

Monterrey

Diputados del Congreso del Estado cuestionaron al Gobierno del Estado por no haber atendido el llamado de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que advirtió desde hace meses que había un autogobierno en Cadereyta.

Los legisladores consideraron que ante los disturbios de esta semana que arrojaron un saldo de 17 muertos, se hace necesaria la construcción de un penal de máxima seguridad.

Los diputados coincidieron con el vocero de Seguridad, Aldo Fasci Zuazua, en que la entidad sí requiere un penal de máxima.

TE RECOMENDAMOS: Prevé NL más motines por falta de instalaciones

El legislador panista y presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad del Congreso del Estado, Marcelo Martínez Villarreal, comentó que desde el primer incidente que se dio en los penales, exigieron al gobernador Jaime Rodríguez asumir el control de los centros de readaptación.

Comentó que no existe ningún proyecto estatal para un penal de máxima seguridad y en cambio sólo plantean construir más celdas en los ya existentes.

“Desde mayo lo dice la Comisión de Derechos Humanos pero nosotros tenemos mucho tiempo diciéndolo, desde el primer conato que se dio. No están adecuados para este tipo de bandas criminales, necesitamos un penal nuevo, el gobernador llegó a detener el proceso de Mina y lo entiendo y qué bueno porque había temas de corrupción ahí, pero tiene que encontrar otro lugar dónde hacerlo.

“Se requiere un penal nuevo, están sobrepasados en cantidad de gente los penales, hacer celdas nuevas no va a arreglar eso”, dijo.

Por su parte, el coordinador de diputados de Movimiento Ciudadano, Samuel García, declaró que no se puede establecer el control en los penales locales, cuando ni siquiera los mandos están organizados.

“¿Cómo pretende poner control en los penales si ni siquiera están organizados los altos mandos?, y desde ahí sale todo el desgarriate; no puede ser que estén ciudadanos, institutos, ONU, Derechos Humanos alertándote que va a explotar la bomba y que una función que le compete al secretario de Seguridad Pública sea omiso y que la delegue al secretario de Gobierno violando la ley”.

Por su parte, el coordinador de la bancada del PRI, Marco González, explicó que el gobierno de Jaime Rodríguez ya va tarde si pretende construir un nuevo penal.