Por desapariciones, México vive situación de desastre: Arquidiócesis

En el semanario "Desde la Fe", el episcopado dijo que los obispos tienen conocimiento de las desapariciones que ocurren en el país y cuyas víctimas colaterales no reciben atención adecuada. 
En Coahuila, colectivos reforzarán búsquedas de desaparecidos en Ceresos y Hospitales.
En Coahuila, colectivos reforzarán búsquedas de desaparecidos en Ceresos y Hospitales. (Milenio Digital)

Ciudad de México

México vive una situación de desastre, luego de las miles de desapariciones que se han registrado en los últimos años y de las fosas clandestinas que se han encontrado en casi todo el país, de acuerdo con la Arquidiócesis de México.

TE RECOMENDAMOS: CEM: voluntad no basta para resolver fosas y desaparecidos

En el semanario “Desde la Fe”, en su editorial “México, en situación de desastre”, la arquidiócesis destaca el informe elaborado por la Conferencia del Episcopado Mexicano titulado “Los desparecidos nos faltan a todos”, en el que informa que los obispos tienen conocimiento de las desapariciones de niños, mujeres, hombres que van desde hijos de empresarios, profesionistas, migrantes, campesinos, deportistas, sacerdotes, policías, militares y funcionarios públicos.

La situación, continúa, es preocupante y las consecuencias colaterales son graves en las victimas que han sufrido graves violaciones a sus derechos humanos o daños en su integridad física y patrimonial.

Sin embargo, menciona que a las víctimas pese a contar con una ley general para atenderlas no se les ha dado la atención requerida.

TE RECOMENDAMOS: Hallan al menos seis cuerpos en fosa en Acapulco

Por lo que México, consideró el semanario, comenzó a crear generaciones perdidas, productos de una guerra no declarada; miles de personas en calidad de víctimas cuya situación jurídica está lejos de tener una resolución satisfactoria.

El episcopado reconoció que el estado ha impulsado la creación de organismos para atender a las víctimas; sin embargo, en la revisión de la cuenta pública 2015, la Auditoría Superior de la Federación evidenció sus limitaciones porque ni siquiera las 176 personas que acudieron a la Comisión Especial de Atención a Víctimas (CEAV) recibieron la atención oportuna ni el seguimiento adecuado.

Las víctimas están pendientes de conocer la verdad, tener una reparación efectiva del daño; sin embargo el estado mexicano no les da una respuesta, “más bien parece quebrado ante el miedo y el terror”, de acuerdo con el documento.



OVM