Declinación no es legal, solo de facto: Corona Armenta

El consejero electoral Gabriel Corona explicó que legalmente sigue siendo candidato y sus votos contarán el 4 de junio para todos los efectos legales, incluyendo el financiamiento de 2018.
El consejero Gabriel Corona.
El consejero Gabriel Corona. (Especial)

Toluca

La declinación del petista Óscar González Yáñez como candidato a gobernador del Estado de México solo es de "facto" pues legalmente sigue siendo candidato y sus votos contarán el 4 de junio para todos los efectos legales, incluyendo el financiamiento de 2018.

El petista sigue en la boleta electoral y el órganon electoral contará sus votos porque formalmente sigue siendo candidato y estos sufragios le representan la llave para obtener financiamiento ordinario, para la obtención del voto y para actividades específicas en 2018. Para tener derecho a estas prerrogativas necesita al menos 3 por ciento de los votos que se depositen en 4 de junio en las urnas.

El consejero electoral Gabriel Corona Armenta explicó que legalmente a estas alturas no hay posibilidad de hacer una alianza, ni de sustituir candidatos. Tampoco de transferir votos; lo único que puede hacer es campaña a favor de Delfina Gómez de aquí al 29 de mayo.

"Legalmente los plazos ya transcurrieron para una alianza. La posibilidad terminó hace muchos meses; lo único que queda es una alianza de facto, que llame a votar por otro partido o candidato" aseveró.

TE RECOMENDAMOS: Delfina da la bienvenida a Óscar González

Sin embargo las boletas ya no cambian una vez impresas. La ley puntualiza que aun cuando tuvieran que cambiar al candidato las boletas ya no se modifican y éstas ya se encuentran en las 45 Juntas Distritales, listas para distribuirse el primer domingo de junio en las 18 mil 605 casillas.

El bajar su votación les perjudica en el tema de la obtención de recursos públicos para el siguiente año porque estos se distribuyen bajo dos reglas, 30 por ciento de manera igualitaria y 70 por ciento con base en el porcentaje de la última elección y para tener derecho a esos recursos necesita al menos 3 por ciento.

El consejero consideró que al final el partido hace un cálculo de las ventajas y desventajas y aunque pierden financiamiento público pueden ganar algunos cargos gubernamentales, algunas secretarias y ahí se compensa la pérdida de financiamiento local, pero siguen teniendo dinero de su comité nacional.

"Es unan decisión política, un candidato puede llamar a votar por otro partido pero habrá quien diga no le voy a hacer caso porque no se entera. Solo 25 por ciento dice que sigue el proceso electoral; la mayoría ni si quiera se entera", apuntó.

TE RECOMENDAMOS: PT se baja de contienda por Edomex; declina a favor de Delfina

El representante del PRD en el órgano electoral, Javier Rivera, indicó que el artículo 65 del Código Electoral es claro y establece las reglas para obtener y distribuir el financiamiento, enfatizo que legalmente no existe la figura de "declinación" y sus votos deben ser contabilizados para él, no para otro candidato.

Las últimas encuestas lo ubicaban con porcentajes una intención del voto menor al 2 por ciento, lo cual se podría agravar con esta decisión y no alcanzar el porcentaje mínimo para recibir recursos. Su registro no lo perdería mientras lo conserve a nivel nacional.

RAM