Politécnicos y CNTE se unen y los 'batean'

La Secretaría de Educación niega que se violen los 8 acuerdos de 2014 con el IPN; el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, cierra la puerta al diálogo sobre reforma educativa.

México

Los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en paro unieron fuerzas pero sus demandas fueron bateadas, ya que desde la Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación fueron remitidos a la SEP, la cual les contestó... a través de un comunicado.

Este lunes, los paristas del IPN y un contingente de la CNTE marcharon de la Estela de Luz a las inmediaciones de la residencia oficial de Los Pinos para exigir un diálogo con el presidente Enrique Peña Nieto.

Al no ser recibidos, representantes del movimiento estudiantil entregaron al director de Atención Ciudadana del Ejecutivo, Ricardo Martín, el pliego petitorio, el cual previamente había sido leído al contingente que integró la marcha.

La principal demanda del movimiento estudiantil es una explicación sobre el cambio de adscripción del IPN a la oficina del secretario de Educación Pública, pues argumenta que durante el paro de 2014 se acordó evitar la intromisión de cualquier autoridad en el proceso del Congreso General Politécnico y no realizar ningún cambio hasta entonces.

Minutos después, la Presidencia de la República emitió un comunicado en el que informó que dicho documento, "en el que expresan diversas inquietudes y solicitan su intervención para aclarar algunos planteamientos", fue turnado a la Secretaría de Educación Pública para su atención.

El presidente Peña Nieto también instruyó al titular de la SEP, Aurelio Nuño, a que "cuanto antes" diera respuesta a los planteamientos contenidos en dicho escrito, y continúe —junto con el director general del IPN, Enrique Fernández Fassnacht—, "el diálogo que se ha venido manteniendo con las distintas representaciones de la comunidad politécnica".

De igual forma, el mandatario federal "manifestó su deseo de que a la brevedad se normalicen las actividades en todas las escuelas del Instituto Politécnico Nacional".

Tras este exhorto de Peña Nieto, la SEP explicó por la noche el tema de la adscripción del Politécnico a la oficina del titular de la dependencia:

"Dicha adscripción obedeció fundamentalmente a la finalidad de atender inquietudes de un sector de la comunidad politécnica y así brindar un apoyo mucho más directo a las actividades del IPN como actor central del proyecto educativo de nuestro país y para fortalecer, aún más, su relevante papel dentro de la educación tecnológica y superior mexicana".

Nuño —quien rehusó reunirse con los estudiantes del IPN en la sede del Politécnico, previo desdén de los paristas al encuentro en la SEP— enfatizó por escrito que esas disposiciones "no afectan de ningún modo los procesos internos, en particular de autogestión académica y administrativa, ni los derechos y obligaciones del instituto".

"Es un acto administrativo que no vulnera, modifica ni altera de manera alguna los ocho acuerdos suscritos por representantes del gobierno federal y de la Asamblea General Politécnica del IPN de diciembre de 2014", resaltó.

"Nada qué tratar"

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, también remitió a la dependencia a cargo de Aurelio Nuño las demandas planteadas por los maestros de la CNTE.

El encargado de la política interna del país descartó cualquier reunión con los disidentes del magisterio, quienes este domingo instalaron un plantón indefinido en las inmediaciones de la Segob con la exigencia de que se instale una mesa de diálogo.

"No hay diálogo respecto a ninguna reforma educativa, porque esa reforma le está ayudando al país, a los jóvenes, a los niños, a los maestros. Así que no hay qué tratar nada respecto a la reforma", enfatizó Osorio luego de encabezar un convenio con la CTM para combatir la violencia contra la mujer.

Tanto el movimiento estudiantil como el magisterial han desconocido al titular de la SEP como interlocutor para discutir sus respectivas demandas, por lo que determinaron sumar sus movimientos en contra de la reforma educativa impulsada en la actual administración.

Desde el domingo pasado, un contingente de estudiantes del Politécnico acompañó al magisterio disidente que lideró la movilización por el Día del Maestro, la cual derivó en el plantón en las inmediaciones de Gobernación.

Ayer, paristas del IPN justificaron esta unión con la CNTE: "La defensa de la educación pública tiene que venir de todos los sectores", dijeron.

"En este momento nos encontramos uniendo luchas con ellos (CNTE) porque si nos van a dar respuesta a nosotros, tiene que haber respuesta para todos los sectores", explicó Amaranta Martínez de la Rosa, estudiante de la vocacional 10 y una de las dirigentes de este movimiento estudiantil.