Diputados plurinominales, fuente de derroche y privilegios

Líderes de grupos ecologistas aseguran que es tiempo de revisar el número de integrantes de cada Cámara, e igual debe suceder en el caso de los poderes legislativos de los estados, incluida la CdMx.
Pleno de la Cámara de Senadores.
Pleno de la Cámara de Senadores. (Especial)

Coacalco

Luego de considerar que las cámaras de diputados federal y de senadores se han significado más por ser una fuente de derroche y de privilegios que un contrapeso al poder, líderes de grupos ecologistas aseguraron que es tiempo de revisar el número de integrantes de cada una, e igual debe suceder en el caso de los poderes legislativos de los estados, incluida la Ciudad de México.

Víctor Zendejas Orozco y Lucy Vázquez Córdova, dirigentes de la asociación ambientalista “Franature Mahatma Gandhi”, destacaron que la situación económica nunca ha estado para fomentar despilfarros, y que muchos de los recursos que se manejan en el poder legislativo son aplicados de manera discrecional, sin transparencia ni rendición de cuentas, sobre todo en el caso de acciones de supuestos programas sociales.

“Esos recursos, que muchas veces los legisladores otorgan como donativos, son para beneficiarse ellos políticamente y para favorecer a agrupaciones afi nes a sus partidos, muy pocas veces a los ciudadanos comunes. Esos fondos tendrían que canalizarse a las instituciones adecuadas”, refirieron los ecologistas.

TE RECOMENDAMOS: Partidos piden Programa de Austeridad al IEEM

Consideraron que no debe eliminarse la figura de representación proporcional, pues ha sucedido que un candidato que obtiene el segundo lugar en determinado distrito, en otro podría ganar de calle, pero sí debe pensarse en reducir el número a por lo menos la mitad en todos los casos.

“Además de que hay una defi ciente distritación que ha originado que la representación sea más geográfica que demográfica, sobre todo en el ámbito local, como en el Estado de México, la representación proporcional es un mecanismos que impide mayorías ficticias, por lo menos en las formas”, dijeron Zendejas Orozco y Vázquez Córdova.

Mencionaron que ese tipo de representación abona al desarrollo de un modelo de convivencia democrático, “y fue pensada justo para evitar que un solo partido disponga del poder público, excluyendo a los demás, lo cual no debe ser en una democracia”.

Destacaron que, respecto de otros países, el nuestro muestra una gran diferencia no solo en cuanto al número, sino hasta en actitudes. “En Alemania, por ejemplo, los legisladores del Partido Verde se trasladan incluso en bicicleta. Aquí no los bajas de camionetas de lujo escoltadas por otras igualmente ostentosas, además de todos los gastos superfluos como bonos y compensaciones, gastos en seguros médicos millonarios, como los 161 millones últimos, además de grandes derroches en las comisiones, todo lo cual no debe permitirse aunque el país estuviera en mejores condiciones".

KVS