• Regístrate
Estás leyendo: 20 años del “ya merito” del Tri
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 01:08 Hoy

Radar

20 años del “ya merito” del Tri

Jaime Barrera Rodríguez

Publicidad
Publicidad

El gozo de las últimas dos horas de México en el Mundial, durante las cuales para muchos mexicanos lo más importante fue lo que ocurría en la cancha de Fortaleza, Brasil, finalmente se convirtió en sufrimiento y en un domingo de frustración.

Tal vez mayor a la que se sufrió en el 94, 98, 2002, 2006 o en el 2010 por el espejismo triunfador que nos hizo construir la buena primera ronda del Tri. De cualquier forma la eliminación en los octavos de final de la Selección Mexicana de futbol el domingo pasado ante Holanda cierra un ciclo de 20 años de esperar infructuosamente el ya casi mítico quinto partido que nomás no llega.

Si bien se destaca que México es uno de los pocos equipos que en los seis últimos mundiales, desde 1994 en Estados Unidos, ha logrado superar la primera fase, también se lamenta que nunca logre ir más allá de los octavos de final.

En ese sentido podemos decir que el Tri ha entrado en la etapa del “ya merito” como la que vivieron las Chivas antes de convertirse en el campeonísimo a fines de la década de los 50 y principios de los 60.

Si la meta que se fijaron los jugadores, el cuerpo técnico y los federativos fue la de pasar a cuartos de final, podemos concluir que se fracasó en Brasil, aunque sin duda el equipo jugó mucho mejor de lo que se esperaba.

Por la accidentada y casi milagrosa forma en que se calificó, gracias a un triunfo de último minuto de Estados Unidos, y a que México perdía con los equipos más débiles de la zona de Concacaf, la mejora demostrada en la primera ronda ante Camerún, Brasil y Croacia hizo despertar en muchos el sueño de que esta vez sí se haría historia y se lograría romper con la inercia e iniciar una nueva historia ganadora.

Paradójicamente cuando parecía que la hazaña casi se cumplía vino el desencanto y algo pasó que nubló al principal líder y constructor de un equipo que recibió en ruinas. El ya mundialmente famoso Miguel El Piojo Herrera lanzó señales equivocadas desde el banquillo desde el que inspiró emoción, garra y coraje los tres partidos anteriores y hasta el minuto 70 de juego ante los holandeses.

Coincido con quienes afirman que el partido se perdió en los últimos 20 minutos del segundo tiempo, cuando luego de ponerse en ventaja, tanto en la cancha como en la banca, los mexicanos se apanicaron y perdieron la concentración con la que neutralizaron a la poderosa naranja mecánica hasta la mitad del segundo tiempo y que al verse abajo en el marcador se fue con todo al frente y ahogó al cuadro mexicano.

Estoy de acuerdo también con los que invitan a agradecer el esfuerzo del equipo mexicano y las horas de diversión que nos brindaron. Lo alcanzado por El Piojo y sus jugadores deben garantizarle la continuidad al frente del Tri para aspirar a mejores cosas en Rusia y soñemos de nuevo en poner fin al “ya merito” y llegue de una vez por todas el quinto partido.

twitter: @jbarrera4

jaime.barrera@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.