Experiencias Xcaret tampoco comprará autos Ford

La decisión de la empresa turística se debe a la cancelación de los planes de inversión en México por parte de la automotriz, pues destacó que el país ha sido un aliado clave para su crecimiento.
Ford, la primera automotriz que llegó a México en 1925, había planeado una inversión de mil 600 millones de dólares y generar unos 2 mil 800 empleos directos.
Ford, la primera automotriz que llegó a México en 1925, había planeado una inversión de mil 600 millones de dólares y generar unos 2 mil 800 empleos directos. (Reuters)

Ciudad de México

Grupo Experiencias Xcaret dejará de comprar vehículos Ford, luego de que la automotriz decidiera cancelar la inversión de mil 600 millones de dólares para la construcción de una planta en San Luis Potosí.

TE RECOMENDAMOS: Ya no compraremos autos Ford: constructora mexicana

A través de un comunicado, Experiencias Xcaret lamentó la decisión de Ford, pues destacó que México ha sido un aliado clave para su crecimiento en América Latina, “con beneficios claros para ambas partes”.

“La tendencia mundial apunta a la construcción de un modelo económico regenerativo que promueva un serio compromiso con la diversidad, inclusión, prosperidad y cultura de paz entre las naciones. En Experiencias Xcaret somos fieles creyentes de esta visión y consideramos que su decisión apunta en un sentido distinto a dicho movimiento global”, puntualiza en el comunicado.

Ante ello, la compañía turística consideró que los empresarios deben unirse para crear movimientos que generen círculos virtuosos de prosperidad y ciudadanía global, “siempre atendiendo a la dignidad humana y haciendo énfasis en las coincidencias en lugar de en las diferencias”.

Por esto, indicó que a partir de este viernes decidieron no adquirir vehículos de Ford, pero confiaron en que la automotriz pueda revertir su decisión en el corto plazo, con lo que se retomaría la relación comercial “de excelencia que hemos mantenido durante muchos años”.

Esta es la segunda empresa mexicana que rompe sus relaciones de negocios con la automotriz a consecuencia de la cancelación de sus planes de inversión en México. La primera en anunciar que no adquiriría autos de Ford fue la constructora Coconut.


CPR/VJCM