Subsecretarios de Hacienda defienden Paquete Económico

La subsecretaria de Hacienda y Crédito Público y el subsecretario de Ingresos pidieron a los diputados actuar de manera prudente y responsable en la aprobación del Paquete Económico.
Funcionarios de la secretaria de Hacienda en reunión con Diputados.
Funcionarios de la secretaria de Hacienda en reunión con Diputados. (‏@marianabenitezt )

Ciudad de México

La subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio, pidió a la Cámara de Diputados enviar un mensaje de responsabilidad y prudencia a los mercados nacionales y foráneos en un entorno de alta volatilidad, a la hora de aprobar el Paquete Económico 2017.

“Cuando los países no toman medidas prudentes, responsables y a tiempo, los resultados no son los óptimos (…), así es que yo les diría que el bien más importante a preservar es la estabilidad macroeconómica, es la estabilidad financiera, es la credibilidad de nuestro país y enviar mensajes de responsabilidad y de prudencia en este entorno de alta volatilidad internacional”, puntualizó.

TE RECOMENDAMOS: Ajuste al Presupuesto necesita unidad: Meade

Al comparecer ante los legisladores integrantes de la Comisión de Hacienda en el Palacio de San Lázaro, la funcionaria defendió la decisión de acotar el endeudamiento del país y, en consecuencia, reducir el gasto de la administración federal el próximo año.

Sostuvo que los mercados y los inversionistas dentro y fuera del país esperan que México cumpla, dé certidumbre y envíe, a través del paquete económico, un mensaje de responsabilidad y de prudencia, así como las señales correctas.

Rubio alertó asimismo sobre el “balance de riesgos que enfrenta México para 2017 por el efecto de la separación del Reino Unido de la Unión Europea, así como la definición de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que, según dijo, generan ansiedad y volatilidad de los mercados.

En su turno, el subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher, expuso a los diputados federales el difícil escenario para 2017 por la caída de los ingresos petroleros y de la plataforma de producción de crudo, aunque compensada parcialmente por un aumento de 10 por ciento en los ingresos tributarios, producto de la reforma fiscal aprobada al comienzo de la actual administración.


MCM