Nintendo decepciona con el precio de nueva consola Switch

La consola Switch, un híbrido entre consola de sobremesa y portátil, saldrá a la venta el 3 de marzo. El precio anunciado superó las expectativas del mercado, decepcionando a los inversionistas.
La máquina tiene una pantalla de alta definición a la que se le pueden añadir dos mandos laterales para funcionar como consola portátil.
(Cortesía)

Tokio, Japón

Nintendo puso un precio por encima de las expectativas del mercado a su primera consola en cuatro años, decepcionando a los inversionistas y reduciendo sus perspectivas de recuperar a jugadores que han pasado de las consolas a los teléfonos inteligentes.

TE RECOMENDAMOS: Cae respaldo a "startups" de Sillicon Valley  

La empresa japonesa dijo que lanzará la consola Switch, un híbrido entre consola de sobremesa y portátil, el 3 de marzo. Tendrá un precio de 299.99 dólares en Estados Unidos, el mismo que el de la actual consola de Nintendo Wii U, mientras que en Japón costará 20 por ciento más que su predecesora, o 29 mil 980 yenes.

Nintendo, que comenzó su negocio haciendo cartas de juego en el siglo XIX, cuenta con la Switch para reanimar unos beneficios que se basan en las ventas de las consolas.

Pero el anuncio del nuevo precio hizo bajar las acciones de Nintendo 6.3 por ciento mientras que el índice Nikkei 225 subió 0.8 por ciento.

"Un precio de unos 25 mil yenes habría sido bien recibido, pero el precio está en la parte alta", dijo Fumio Matsumoto, gestor de fondos de Dalton Capital en Japón.

"El dispositivo se puede usar como consola de casa o como una portátil, de modo que el mayor precio es comprensible hasta cierto punto, pero no hay suficientes programas de software para justificar ese precio de salida", dijo.

La consola Wii de Nintendo, que debutó en 2006, captó a jugadores no habituales con juegos populares de deportes y mantenimiento físico, disparando el beneficio de la firma a máximos récord.

Pero la Wii U fracasó por la escasez de juegos populares y la migración del consumidor a juegos en teléfonos, llevando a la empresa a pérdidas durante tres años consecutivos.


GGA