Manufacturas, bajo presión

Incremento al precio de los combustibles provocan inflación en conjunto a rangos entre 5.3 y 5.5 por ciento: evaluación de Canacintra sobre el primer trimestredelaño en México.
Manufacturas, empresas, empleo, industria, producción, trabajo, fábrica, empresa, industrias, zona industrial, CLV
El empresario sugirió “no estancarse en optimismos engañosos que ya no convencen”. (Archivo)

Naucalpan

A unos días de concluir el primer trimestre del año, las manufacturas mexicanas operan bajo presión de alzas en los precios de los combustibles y energéticos que provocan elevar la inflación en conjunto a rangos entre 5.3 y 5.5 por ciento, explicó Juan Manuel Chaparro Romero, presidente de Fomento Industrial de la Canacintra.

El sector también enfrenta la devaluación de nuestra moneda, mayores tasas de interés, menor inversión pública por recortes presupuestales, un desacelerado consumo de bienes y una probable afectación a las exportaciones mexicanas y a las remesas por la política de los Estados Unidos de Norteamérica dentro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC).

TE RECOMENDAMOS: Los retos para la Banca en México

También existe el riesgo de cancelación de inversiones que ya se habían considerado que llegarían a nuestro país e incluso hay quienes pudieran reconsiderar su traslado parcial o total a ese país en un futuro.

El representante de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), mencionó que se requiere de un inteligente y eficiente esfuerzo de todos para revertir este panorama "y no estancarse en optimismos engañosos que ya no convencen, pero si dañan finalmente en los planes de las empresas".

No se debe olvidar que el crecimiento económico de un país no se da por la vía simple de recaudar siempre sobre los mismos contribuyentes, sino incentivando el crecimiento de su industria local y reduciendo el sector de la informalidad, acentúo.

A pesar de que México se abrió a la participación de la inversión extranjera, no ha sido suficiente para lograr crecimientos del Producto Interno Bruto (PIB) que superen la barrera promedio anual del 2.56 por ciento experimentada al menos en los últimos 15 años.

Opinó que a pesar de esta situación, habrá que reconocer los resultados macroeconómicos en el país, aunado a que los sectores automotriz, aeronáutico y de telecomunicaciones han seguido contribuyendo hacia el desarrollo de la economía mexicana para evitar que ésta no decaiga a pesar de la desaceleración registrada en otros sectores productivos como el de la minería, la construcción y manufacturas.

A la par, han sido bien recibidas por el empresariado nacional las reducciones en los precios de los servicios de telecomunicaciones en el último año a la fecha; así como, una reducción en las tarifas de la telefonía celular que han permitido reflejar algunas reducciones en los costos operativos de las empresas mexicanas.


MCLV