Pemex producirá más gasolinas: González Anaya

Las finanzas de la empresa son estables, pero todavía mejorables; el reto es enfrentar el entorno de los precios bajos del crudo, subraya.
José Antonio González Anaya en "El asalto a la razón" de MILENIO Tv con Carlos Marín.
José Antonio González Anaya en "El asalto a la razón" de MILENIO Tv con Carlos Marín. (Araceli López)

Ciudad de México

El director general de Pemex, José Antonio González Anaya, afirmó que la empresa a su cargo mejorará como operadora de refinerías y producirá más gasolinas.

En conversación con el director general editorial de MILENIO, Carlos Marín, para el programa El asalto a la razón, el funcionario descartó la construcción de nuevas plantas de refinación, pero reafirmó la determinación de reconfigurar las seis existentes en México y mantener la que opera en Texas en asociación con Shell.

TE RECOMENDAMOS: Relanza Pemex “plan agresivo” de apertura

“Sin duda, vamos a producir más gasolinas. Vamos a mejorar la productividad de las refinerías; uno de nuestros grandísimos retos es mejorar la operación de las refinerías, o sea, ahorita estamos utilizando las refinerías a una capacidad que es demasiado baja, debería ser más alta. Hay problemas de confiabilidad, hace falta reconfigurarlas y hay que ser mejores operadores”, puntualizó.

González Anaya subrayó que las finanzas de Pemex son estables, pero aún mejorables, y dijo que el reto de la empresa productiva del Estado mexicano es enfrentar el entorno de los precios bajos del petróleo y a la vez aprovechar la “oportunidad histórica” que representa la reforma energética.

“Antes no podíamos tener socios, antes no podíamos tener alianzas, hoy sí las podemos hacer y eso nos permite a nosotros hacer muchas cosas que antes no podíamos hacer”, indicó.

La charla se transmitirá hoy a las 9:30 de la noche por MILENIO Televisión y, al término de El asalto a la razón, estará disponible en las diversas plataformas del grupo.

—Si entiendo bien, el nuevo Plan de Negocios de Pemex abandona la idea de la producción de crudo para exportación y crudo para satisfacer el mercado interno, y apuesta por la productividad— interrogó Marín.

—Es absolutamente correcto. El Plan de Negocios lo que busca y lo que enfatiza es la productividad, la rentabilidad de la empresa, y no las metas volumétricas; antes a Pemex se le decía cuánto producir, a qué precio vender y dónde colocarlo, sin importar el costo, y eso está cambiando— atajó González Anaya.

—¿Y qué signos hay de salud financiera en Pemex, que en la memoria colectiva queda que, siendo una empresa orgullosamente mexicana, pues traía una de lías con los contratos, problemas de corrupción…?

—Yo lo que he dicho, lo sostengo y lo repito es que Pemex tiene finanzas estables; mejorables, pero estables. Cuando llegamos en marzo, como todas las empresas petroleras del mundo, Pemex tuvo que hacer un ajuste enorme a su presupuesto, de 100 mil millones de pesos, dos veces y media el presupuesto de la UNAM, (pero) hemos salido a los mercados internacionales de manera exitosa y todo esto nos lleva a que el próximo año Pemex va a poder tener, como el gobierno federal, un superávit primario.

—¿De qué tamaño es Pemex?

—Pemex es la empresa número 98 en el mundo; sus ventas son más grandes que la producción de países como Uruguay, Bolivia, una  vez y media Panamá; de hecho, sui fuera un país, sería más grande que casi 140 países.

—¿Qué va a hacer Pemex con los socios de México en una refinería en Texas?

—Tenemos una refinería en Texas, muy cerquita de Houston y seis aquí. La de Texas se va a mantener, por supuesto.

—¿Y las seis refinerías de aquí son las púnicas que habrá durante mucho tiempo, porque no ha pasado nada allá en Hidalgo?

—Con excepción de Asia, lo mejor para aumentar la productividad de las refinerías es reconfigurarlas para hacerlas más productivas y aumentarles su capacidad. Construir nuevas refinerías es complicado, porque tienes que construirle un montón de cosas alrededor, generalmente puerto, electricidad, agua, vapor.

El reto es enfrentar este entorno de precios bajos de petróleo; la oportunidad histórica de Pemex es aprovechar toda la flexibilidad que nos da la reforma energética.

Al término de la conversación para El asalto a la razón, se declaró optimista sobre el futuro de Pemex y perfiló el desafío para sus refinerías.

“Sin duda, vamos a producir más gasolinas. Vamos a mejorar la productividad de las refinerías; uno de nuestros grandísimos retos es mejorar la operación de las refinerías”, remarcó.