Relanza Pemex “plan agresivo” de apertura

El objetivo será conseguir equilibrio financiero entre 2019 y 2020, el reto es reemplazar la caída de la producción de Cantarell, ser rentable y sustentable.
En la presentación del Plan, José Antonio González Anaya y el líder sindical Carlos Romero Deschamps.
En la presentación del Plan, José Antonio González Anaya y el líder sindical Carlos Romero Deschamps. (Héctor Téllez)

México

Petróleos Mexicanos puso a disposición de inversionistas privados proyectos en los cuales pueden participar desde un farm-out (alianza) hasta contratos de diferentes tipos, incluso con la disminución del porcentaje de propiedad en activos de la empresa productiva del Estado.

El Plan de Negocios 2016-2021, que presentó ayer el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, establece que el eje rector es buscar la rentabilidad de la empresa, y para eso lo fundamental será la participación de privados en alianzas o asociaciones estratégicas, principalmente con Exploración y Producción (PEP) y Transformación Industrial (TRI).

Con el programa la petrolera pretende conseguir un equilibrio financiero entre 2019 y 2020, mejorar el desempeño de sus empresas subsidiarias y estabilizar su deuda.

De hecho, se estima que en 2017 se tenga un superávit primario, después de cuatro años, de 8.4 mil millones de pesos.

“Nos parece una muy buena noticia que Pemex regrese a un superávit primario, y para poner en perspectiva la dimensión del esfuerzo, la última vez que Pemex tuvo superávit primario, el precio del petróleo estaba por arriba de 100 dólares”, comentó el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

En la presentación se prevé que PEP puede pasar de un déficit financiero a un balance financiero positivo para 2021, que en el mejor de los escenarios alcanzará145 mil millones de pesos.

“Llama la atención que exploración y producción tuviera un déficit, la razón es que toda la deuda de Pemex por razones contables está cargada en este segmento, porque por supuesto que (PEP) genera un superávit operativo”.

La estrategia de farm-out más agresiva es para 2018, pues la empresa productiva del Estado contempla que migrará seis asignaciones de aguas someras (área norte), 64 terrestres (áreas norte y sur) y 86 asignaciones de gas no asociado (Burgos y Veracruz).

MAYOR PRODUCCIÓN

El “agresivo” programa de farm-outs elevará la producción 15 por ciento hacia 2021.

González Anaya dijo que se logrará la meta de producir un millón 944 mil barriles diarios en 2017, pero con una mejoría de los resultados puede alcanzar 2 millones de barriles diarios.

Para PEP, los retos son reemplazar la caída de la producción de Cantarell, que en su “esplendor” llegó a 2 millones de barriles diarios y ahora solo ronda los 200 mil, estabilizar la producción y eventualmente incrementar la plataforma, señaló el director de la petrolera.

La oportunidad con la reforma energética es que la producción y la inversión se pueden realizar mediante alianzas.

También se espera que en un escenario base se puedan restituir mil 100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente de reservas 3P (probadas, probables y posibles) de 2017 a 2021, pero si se tienen recursos adicionales se pueden alcanzar mil 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

La proyección de precios para la mezcla mexicana de exportación se mantiene conservadora, de 42 dólares por barril en 2017, para cerrar con una recuperación de 14 dólares en 2021, es decir, de 56 dólares por barril.

En PEP se considera la dilución de Pemex en los ductos de Misión y Altamira, en el Corredor de Atasta (ductos del Sistema de Distribución y Transporte de Gas y Condensados de la Región Marina Noreste) y la terminal Dos Bocas, así como el Centro de Proceso del Litoral de Tabasco.

Para refinación, que es donde se concentran las mayores pérdidas de la empresa, prevé concretar alianzas en los servicios auxiliares y la reconfiguración de las plantas.

Es así que de un balance financiero negativo en TRI—donde se engloba refinación, gas y petroquímica—, de 108.9 mil millones de pesos en 2017, se espera uno positivo de 29.4 mil millones de pesos hacia 2025.

Y es que el índice de paros no programados en las refinerías en 2015 fue de 12.7 por ciento, muy superior al marcador internacional, los cuales provienen de los servicios auxiliares, principalmente del suministro de hidrógeno.

Dentro de TRI resaltan las alianzas para mejorar operaciones o reconfigurar la refinería de Tula (fase II), Salamanca y Salina Cruz, con un socio que aporte capital y uno operador, esto se tiene previsto para 2017-2018.

González Anaya reconoció que el robo de combustibles sigue siendo perjudicial para las finanzas de la empresa, por lo que se redoblará la vigilancia de los ductos, para asegurar que no haya robos en sus terminales y reducir los mercados ilícitos.

Pemex, además de abrir la puerta a privados en sus dos empresas productivas subsidiarias más fuertes, que son PEP y TRI, también lo hace en Logística, Etileno, Fertilizantes y Comercio Internacional.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, apuntó que es el plan de navegación de la petrolera para los siguientes años; “Pemex requería un golpe de timón hacia la modernización, no podíamos dejar a la deriva a la mayor empresa del país.

“La propuesta central reside en una visionaria estrategia de asociaciones y alianzas con terceros, cuyo fin es llevar a cabo las inversiones que por muchos años se dejaron de lado por falta de presupuesto”.

MENSAJES DE APOYO

El presidente Enrique Peña Nieto  aseguró que el plan de negocio de Petróleos Mexicanos “representa una ruta clara, responsable e innovadora para fortalecer y modernizar a Pemex, la gran empresa mexicana”.

A través de su cuenta de Twitter,  el mandatario colocó dicho mensaje y una liga de video a la conferencia donde será anunciado dicho plan.

La implementación del Plan de Pemex abre la posibilidad de alcanzar en los próximos años el equilibrio financiero, para que la empresa esté a la altura de las expectativas de los mexicanos y para que sea competitiva en el mercado internacional, opinó el sector privado.

El presidente de la Comisión Nacional de Energía de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Daniel Vázquez Díaz, consideró que en este replanteamiento, hecho por el gobierno, con el compromiso de alcanzar un equilibrio financiero, Pemex dejará atrás los rezagos.

El reto, dijo, es que se acelere la instrumentación de la reforma energética, de manera plena y urgente; ahí el gobierno y las empresas tienen mucho por hacer, por lo que expresó su confianza en que llegarán nuevas alianzas de Pemex con capital privado, lo que permitirá captar más inversiones y mejorar su perfil de deuda.

Destacó que dentro de los retos de la reforma energética está el ingreso de más participantes privados en la generación de energía eléctrica.

Con información de: Daniel Venegas y Notimex.