Fiat Chrysler no descarta cerrar sus plantas en México

El director ejecutivo de la empresa, Sergio Marchionne, dijo que si Trump impone aranceles suficientemente estrictos a los vehículos que llegan a EU, la automotriz podría cerrar sus plantas en México.
Exhibición de vehículos de la fábrica italiana.
Autos de Fiat Chrysler. (Luca Bruno/AP)

Ciudad de México

Fiat Chrysler podría suspender las operaciones en México si los aranceles fijados por un Gobierno de Donald Trump sobre los vehículos fabricados en el país e importados a Estados Unidos son demasiado altos, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Sergio Marchionne.

TE RECOMENDAMOS: Sombra de Trump, en la feria del automóvil

Marchionne afirmó a periodistas en el Salón del Automóvil de Detroit que "es bastante posible que tengamos que retirarnos" de México si las tarifas son muy altas.

Este lunes por la mañana Trump agradeció en un mensaje en Twitter a Fiat Chrysler y a Ford Motor Co por los anuncios de la semana pasada de que harán inversiones en sus plantas en la región central estadunidense.

Donald Trump ha propuesto aranceles de 35 por ciento sobre los automóviles importados de México a Estados Unidos y ha criticado a las compañías que mueven la manufactura al sur de la frontera, con tweets dirigidos a General Motors y Toyota.

TE RECOMENDAMOS: Trump elogia a Chrysler tras anuncio de inversión en EU

De acuerdo con Financial Times Chrysler produce 503 mil vehículos en México al año en dos sitios y depende en gran medida de las exportaciones a Estados Unidos, con el 86 por ciento de sus coches vendidos a ese país o Canadá.

"La realidad es que la industria automotriz mexicana ha sido preparada para tratar de lidiar con el mercado estadunidense", dijo Marchionne. "Si el mercado estadunidense no estuviera allí, entonces las razones de su existencia están en juego".

Algunos fabricantes de automóviles, como Nissan y Volkswagen, utilizan México como base para exportar a Europa o Latinoamérica, pero Marchionne dijo que sería demasiado costoso reutilizar las plantas de la empresa en México para exportar a todo el mundo.

"Esa transición sería costosa y muy incierta. No hay transición fácil, esas plantas fueron construidas y diseñadas en un momento en que TLCAN estaba vivo y bien", dijo.

Con información de Financial Times

MCM