Modelos escalables

La innovación se genera fuera de las empresas, por eso es que los corporativos deben trabajar con la academia y los emprendedores para identificar y desarrollar proyectos de negocios escalables.
Sofía Machuca/Nave
Sofía Machuca/Nave

Ciudad de México

Nave es la aceleradora corporativa de Axtel, que busca crear un espacio de desarrollo y talento que impulse proyectos para la industria de Tecnologías de la Información y Comunicación, basados en big data, movilidad, internet de las cosas, redes sociales, seguridad, inteligencia artificial y realidad virtual, asegura Sofía Machuca Paras, gerente de esta aceleradora.

Nave es un conector de Axtel con el sistema emprendedor, “su tarea es buscar startups y scaleups (business to business) que tengan un mínimo de dos años  constituidos, un modelo de negocio escalable y al menos un cliente para darles un programa de aceleración que incluye capital, infraestructura y servicios, así como la oportunidad de recibir inversión de Axtel, formar parte del portafolio de servicios, o bien, establecer alianza para integrarse a la cadena de suministro de Axtel que tiene 20 mil clientes empresariales.

TE RECOMENDAMOS: Romper el sedentarismo

Nave lanzó su primera generación en 2016. A dos años de su creación ha recibido alrededor de 300 proyectos.

El procedimiento, explica Sofía, empieza con el análisis y selección de los proyectos que participan en el Nave Camp, evento que se realiza en la ciudad de Monterrey, en el mes de mayo; ahí reciben todo un día de charlas con algunos de los 47 mentores de la red de Nave y son seleccionados los mejores seis proyectos para participar en el programa de aceleración durante cuatro meses. “Inicialmente se realizan talleres generales para detectar cómo están en operación, finanzas, recursos humanos y tecnología, identificando el grado de oportunidad en que se encuentran. Con diferentes especialistas, el programa trabaja en las áreas menos eficientes. Se trata de un capacitación a la medida, ya que cada emprendedor tiene necesidades específicas”, afirma Sofía.

Entre otros temas, se valida la tecnología de cada proyecto con clientes reales y son llevados a realizar una venta, para lo cual tienen que robustecer su presentación comercial. Asimismo, se les da un taller los siguientes cinco años, para analizar la evolución de su tecnología.

La aceleradora regiomontana, cuenta con aliados estratégicos como Blue Box que la apoya con la parte de atracción de emprendedores;  Endeveour con la red de mentores; así como el INCmty en la parte de eventos y relaciones con universidades.

Por ahora, Nave ha dado ya dos generaciones y cuenta con 12 casos de éxito, informa Sofía. En un futuro cercano, buscará, no sólo “cerrar productos, sino invertir en las empresas”.

REPL