Romper el sedentarismo

Vivimos la era de la tecnología que nos mantiene pendientes del móvil, la computadora, el videojuego; hábitos que alimentan el sedentarismo extremo, la falta de ejercicio y hasta la mala alimentación.
Fernando García, Karina Yáñez y José Carlos Hernández/Escuela Fit
Fernando García, Karina Yáñez y José Carlos Hernández/Escuela Fit

Ciudad de México

Escuela Fit, es una aplicación que pretende dar a las personas un estilo de vida saludable, a través de una aplicación. Es un proyecto que tres estudiantes del Instituto Politécnico Nacional.

José Fernando García, José Carlos Hernández y Karina Yáñez, diseñaron la aplicación para todos aquellos que viven un sedentarismo extremo, reforzado por el hábito del celular o de un  trabajo que los mantiene sentados todo el día y los obliga a comer mal y con rapidez.

“Lo que diseñamos es una herramienta que busca romper con el sedentarismo, mejorar su estilo de vida y cuidar su salud”, asegura Fernando.

Inicialmente, la aplicación obtiene datos del usuario como edad, peso, presión arterial, la medida de la cintura, así como si tiene tiempo de ir al gimnasio o no; si estudia o trabaja, etcétera y así proceder a personalizar una rutina de entrenamiento y una dieta específica a sus necesidades y recursos.

La aplicación es diferente a otras que circulan en la red, afirman los jóvenes estudiantes de UPIICSA -Unidad Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas- del IPN, pues ofrece información adicional sobre temas relacionados con el ejercicio y la salud, por ejemplo si hay contingencia ambiental, o precisiones que orienten a personas con padecimientos como presión arterial alta, diabetes, ya que cuentan con la colaboración de especialistas del mismo Politécnico.  

Actualmente están terminando el prototipo y, al final del año, esperan tener la versión para probar el mercado.

TE RECOMENDAMOS: Por mexicanos más viajeros

La idea de desarrollar esta aplicación, comenta Karina, empezó con su propia experiencia. Tomaron un taller en la escuela de cómo desarrollar proyectos, adquirir seguridad, hacer equipo, así como el tema de “tomar conciencia del valor del ejercicio y una buena nutrición para tener una vida saludable y un mayor rendimiento”.

Juan Carlos confiesa que tanto él como sus compañeros  no hacían ejercicio y, “precisamente, fue en este taller donde tomaron conciencia de su importancia y decidieron compartirlo, a través del desarrollo de la aplicación”.

La cuña, para que apriete, tiene que ser del mismo palo, asegura un refrán popular que le viene muy bien a Escuela Fit, una aplicación que, a través de la tecnología, busca corregir un mal que, en parte, es provocado por ella.

 

REPL

Romper el sedentarismo