Inventores de casquitos que cambian vidas

Julumed está recaudando fondos en Donadora para regalar 50 cascos a bebés que padecen deformidad craneal. 
Lucero Rosas y Julio García/Julumed
Lucero Rosas y Julio García/Julumed

Ciudad de México

En México existen aproximadamente 6 mil 500 casos anuales de bebés con deformidades craneales, cifra que llamó la atención de los ingenieros Biónicos Lucero Rosas y Julio García, quienes luego de cinco años de investigación diseñaron Fix You, un casco ortopédico que corrige deformidades craneales en recién nacidos y niños de hasta los dos años de edad.

Los creadores de estos casquitos son egresados del Instituto Politécnico Nacional y fundadores de la empresa Julumed, quienes gracias al uso de la tecnología desarrollaron la órtesis craneal más económica del continente americano con un precio de 8,500 pesos.

TE RECOMENDAMOS: El arte de convertir el vino en joyas

“Es un servicio personalizado que hicimos desde cero, diseñamos dos tipos de software, uno para desarrollar el casquito y otro para identificar los aplanamientos de los bebés”, explica Lucero.

El tratamiento completo tiene un costo de 11 mil 120 pesos y está basado en cuatro fases: evaluación, análisis, diseño del casco y seguimiento. En países como Estados Unidos y España el costo del tratamiento ronda los 54 mil pesos.

“Identificamos que hay muchos papás que no pueden pagar el tratamiento, estamos lanzando una campaña en Donadora para levantar 400 mil pesos y entregar 50 casquitos a bebés que ya tenemos identificados que lo necesitan”, comparte Lucero.

El proyecto inició en una institución pública, pero el proceso de ingreso de los bebés era muy tardado y para mejorar un aplanamiento craneal es fundamental atender al paciente lo más rápido posible. Así que decidieron moverse a la iniciativa privada y hacer alianza con pediatras y neurocirujanos que canalizan a los papás de los bebés con Julumed.

“Estamos abiertos a trabajar con todo el que quieran unirse, ahora los especialistas son nuestros aliados y hemos creado una red de médicos para darle una mejor atención a los bebés”, expresa Julio.

Julumed atiende en promedio entre 12 y 15 bebés al mes, ha orientado a más de mil 200 familias y puesto 500 casquitos. Su mejor corrección en un paciente ha sido del 85 por ciento, estos resultados dependen de la edad del bebé y del uso que le den al casco.

A diferencia de otros casquitos, el de Julumed tiene bases científicas y está patentando, además tiene un sistema de pads internos que se van quitando conforme el bebé crece, así que las familias sólo deben invertir en un solo casco para el tratamiento.

Actualmente operan una unidad en la Ciudad de México, y cuentan con 3 colaboradores, pero el objetivo es tener socios o partners en toda la República y replicar el modelo en Latinoamérica, donde hay cerca de 20 mil casos.

Además están trabajando en una app para que los médicos puedan detectar a través de un algoritmo la deformación craneal y llegar así a más bebés y especialistas. Aunque a través de su sitio web cualquiera puede subir la foto de su bebé y tener una evaluación de manera gratuita  y rápida para saber si hay o no aplanamiento craneal.

Julio y Lucero han sido reconocidos con el Premio Santander a la Innovación (2014), y con el Premio Iberoamericano a la Innovación y Emprendimiento entregado por el Rey de España en el 2013. Fueron galardonados dos años seguidos en la Semana del Emprendedor y Julio fue acreedor al Premio Nacional de la Juventud (2016) recientemente recibieron ambos el Premio de la Juventud Ciudad de México.

“Como emprendedor necesitas mucho estómago y resistencia para enfrentar las cosas que se ponen en tu contra, pero al final te llena de satisfacción cada logro, porque todo lo empiezas tú mismo desde cero y vas viendo cómo va creciendo y dando frutos”, finalizan los ingenieros.


REPL