Pemex estabilizará producción a 2 millones de barriles

La petrolera anunció ayer su segunda "farm-out" en alianza con IP para dos campos en aguas someras en la Sonda de Campeche.

Ciudad de México

Petróleos Mexicanos (Pemex) hace una serie de esfuerzos en espera de estabilizar la producción de crudo en un promedio de 2 millones de barriles diarios hacia 2018.

En entrevista con MILENIO, Javier Hinojosa Puebla, director general de Pemex Exploración y Producción (PEP), dijo que para lograr ese objetivo es fundamental que la empresa siga haciendo esfuerzos para obtener una mayor eficiencia operativa y concretar más alianzas con inversionistas privados bajo los denominados farm-outs.

TE RECOMENDAMOS: Pemex va por su segunda alianza con empresas privadas

La producción petrolera de México ha venido en descenso constante en los últimos años; de acuerdo con datos de la empresa productiva del Estado, del 1 al 25 de septiembre se tiene un promedio de 2 millones 114 mil barriles diarios, 153 mil menos respecto al cierre de 2015.

En ese contexto, Pemex anunció ayer su segunda farm-out para dos campos en aguas someras en la Sonda de Campeche, los cuales tienen reservas 3P (probadas, probables y posibles) por 281 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

De esas reservas, 46 millones corresponden a probadas, 77 a probables y 158 a posibles.

Hinojosa resaltó la importancia que tienen para Pemex dichas asociaciones, pues sabe que esto complementa sus capacidades de ejecución e inversión, así como el tener las ventajas tecnológicas que ayuden a incrementar la producción.

Para esos campos —Ayin y Batsil— se requiere una inversión de 4 mil 200 millones de dólares y se espera que en su producción pico se obtengan 70 mil barriles diarios.

Aunque Pemex mencionó que en aguas someras podía trabajar solo y que buscaría más las asociaciones en aguas profundas y no convencionales, en aguas someras también ve retos.

Ayin es un campo con un tirante de 180 metros de profundidad y PEP solo ha desarrollado hasta 140 metros; “sí hay una diferencia, sobre todo en la parte de las instalaciones y lo que sería la infraestructura”.

En ese farm-out, Pemex busca un socio financiero y tecnológico, principalmente enfocado a la recuperación secundaria y mejorada de los hidrocarburos.

Si bien Pemex se mantiene como operador, está abierta a que otra empresa desempeñe ese papel, con nuevas prácticas y esquemas operativos para una mayor rentabilidad.

Pemex se apunta como un socio atractivo, pues tiene los costos de producción más bajos del mundo en aguas someras, los cuales están entre siete y ocho dólares por barril.

Lo anterior es solo en costos de producción, a los cuales se les tienen que agregar los costos de descubrimiento, desarrollo y transporte, por lo que al final es de entre 23 y 25 dólares por barril.

Luego de ser aprobado ese segundo farm-out por el consejo de administración de Pemex, se envió a la Secretaría de Energía (Sener) la solicitud para migrar los campos Ayin y Batsil a la asignación de un contrato con socio para la extracción de hidrocarburos.

Se tiene previsto que ese farm-out se incluya en la primera licitación de la Ronda 2, en la cual el gobierno ofrece 15 bloques en aguas someras; sería en marzo del próximo año cuando la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) haga la subasta para adjudicar esos contratos y el de Pemex.

La petrolera “continuará promoviendo ese tipo de asociaciones para la exploración y producción en otros campos, tanto terrestres como en aguas profundas y someras”, aseguró Hinojosa.

Esos campos en aguas someras no están dentro de las 14 nominaciones originales enviadas a la Sener.

TE RECOMENDAMOS: Es necesario replantear los 'farm-outs': Sener

En meses pasados la propia secretaría dijo que era necesario que Pemex replanteara sus farm-outs, en busca de aprovechar mejor las oportunidades para atacar y atender la necesidad de incrementar la producción.

El segundo farm-out sin duda le abre más la puerta a las empresas mexicanas, sobre todo a los consorcios que ya ganaron en la Ronda 1.2, en comparación con el de Trión en aguas profundas, donde las apuntadas son petroleras de talla internacional.

El próximo 5 de diciembre Petróleos Mexicanos concretará su primera alianza con privados para el campo de Trión en aguas profundas; hasta el momento hay 10 empresas precalificadas para participar en alianza.

La visión para PEP es que se vaya consolidando como una empresa competitiva en el nuevo entorno de apertura a partir de la reforma energética, finalizó el directivo.