La turbulencia de Mexicana inició en 2009

El 2010 la aerolínea reportó problemas financieros por la crisis económica internacional, el alto precio de la turbosina y la influenza de 2009. Hoy se declaró la quiebra de la empresa. 
El caso de Mexicana de Aviación aterrizará en la Cámara de Diputado, presentarán punto de acuerdopar resolver el caso.
En enero de 2014 la juez Edith Alarcón aceptó la propuesta económica del AICM, Bancomext y Banorte para salvar a Mexicana. (Especial )

Ciudad de México

A mediados de la década de los noventa, Mexicana de Aviación fue reconocida como una de las tres aerolíneas más grande del mundo.  Años después fue reconocida como una de las mejores compañías por su generación de ingresos.

En 2005 cuando fue adquirida por Grupo Posadas, la situación financiera de la empresa empezó a cambiar. Hoy está en medio de un concurso mercantil  

En 2005, Grupo Posadas compró Mexicana de Aviación, se estima que la operación costó 165 millones de dólares. Ese año se informó que la empresa requería una inversión adicional para sanear los pasivos pendientes.   

Entre 2006 y 2007, la línea aérea realizó convenios con 3 de sus 4 sindicatos y con los trabajadores de confianza, con el compromiso de reducir en mil 600 millones de dólares los gastos operativos de la empresa. La inversión del ahorro se destinaría a la compra de 40 aviones.

Llegar a este ahorro significaba recortar en 35 por ciento el salario y prestaciones de los trabajadores.

En 2009, Mexicana pidió un préstamo por mil millones de pesos y dejó como aval nueve aviones A-320 y un terreno con valor de 60 millones de pesos.

Este primer préstamo fue para cubrir las pérdidas ocasionadas por la crisis económica internacional de 2008, según la empresa, derivado de la crisis cayeron sus ventas.  El alto precio de la turbosina, dijo Mexicana también afectó sus finanzas.  

A estos apuros económicos se sumaron las pérdidas económicas que tuvieron al ofrecer servicios parciales cuando la emergencia por la influenza.   

En 2010, el 2 de agosto, la línea aérea acudió al juzgado XI de Distrito para solicitar el concurso mercantil. El 28 de ese mes suspendió operaciones.

Este año el sindicato ofreció reducir la plantilla laboral en mil 500 trabajadores, como una opción que contribuyera a la recuperación económica de la empresa.

Al entrar en concurso mercantil, PC Capital, Tenedora K y otros grupos intentaron comprar Mexicana de Aviación.

Primer intento de rescate

En agosto de 2011, Grupo Posadas vende sus acciones a Tenedora K, el grupo estuvo formado por Grupo Industrial Omega y el Grupo Arizan. El grupo no alcanzó  acuerdos con los trabajadores, por lo que se reabrió el Concurso Mercantil para nuevos inversionistas.

Esto implicó tiempo de espera para una nueva propuesta económica que rescatara a la línea aérea de la crisis.

Segundo intento de rescate

En 2012, Med Atlántica presentó su propuesta económica por 300 millones de dólares para capitalizar a la aerolínea del concurso mercantil. Ese año se crearon expectativas de que la compañía reanudaría operaciones. Sin embargo el rescate no prosperó. La empresa no pudo demostrar solvencia económica.

Ese año se vía fiduciaria, Med Atlántica traspasó sus acciones a Tenedora  K

Nuevas alternativas

En 2013, este año se propuso la creación de un fideicomiso por 190 millones de dólares para resolver el problema del pasivo laboral con los trabajadores.

En agosto, los trabajadores pidieron a la juez 11 de distrito, que lleva el caso del concurso mercantil, una prórroga de 90 días para encontrar alternativas financieras y capitalizar la base de mantenimiento MRO de Mexicana y rescatarla del concurso mercantil.

En enero 2014, la directora del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles, Griselda Nieblas Aldana, dijo que el 15 de febrero dictaría sentencia en el caso de la  base de mantenimiento de Mexicana MRO.

Ese mismo mes, el conciliador Gerardo Badín anunció un acuerdo entre los acreedores mayoritarios Banorte, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) para capitalizar a Mexicana MRO por más de mil 350 millones de pesos.

El 4 de abril de 2014, la juez del concurso mercantil, Edith Alarcón, declaró la quiebra de Mexicana de Aviación.