Papa da condolencias a familia de Fidel Castro

En un comunicado, el papa Francisco lamentó el deceso del líder cubano y expresó su pésame a familiares y al pueblo de Cuba, a quienes pidió orar por Castro.
El papa Francisco y el líder cubano, Fidel Castro.
El papa Francisco y el líder cubano, Fidel Castro. (AP)

El Vaticano, Italia

El papa Francisco lamentó la "mala noticia" del fallecimiento del líder cubano, Fidel Castro, y dijo que lo tendrá en sus oraciones.

"Expreso mis sentimientos de pesar a vuestra excelencia (Raúl Castro Ruz) y a los demás familiares del difunto dignatario, así como al gobierno y al pueblo de esa amada nación", dijo Francisco en un comunicado.

TE RECOMENDAMOS: Los "mau mau" de Fidel Castro

"Al mismo tiempo, ofrezco plegarias al señor por su descanso y confío a todo el pueblo cubano a la maternal intercesión de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, patrona de ese país", agregó el Papa nacido en Argentina y quien se había reunido con Fidel Castro en su visita a la isla el año pasado.

Fidel Castro, quien se proclamaba como ateo, fue bautizado como católico y educado en escuelas jesuitas, la orden religiosa a la que pertenece Francisco.

El comunicado del pontífice se suma a las palabras de gran cantidad de líderes mundiales que se refirieron al fallecimiento del líder de la Revolución Cubana.

En septiembre del año pasado, Francisco y Fidel Castro se reunieron en La Habana durante casi dos horas luego de que el Papa celebrara una multitudinaria misa y conversaron sobre los problemas del mundo y el medioambiente.

Durante el encuentro, como es costumbre, se intercambiaron presentes. El Papa le regaló a Castro varios libros, entre ellos uno de un profesor jesuita que tuvo Fidel, mientras que el líder le dio a Francisco el libro "Fidel y la Religión" del teólogo brasileño, Frei Betto.

TE RECOMENDAMOS: El mundo reacciona por la muerte de Fidel

El libro llevaba la dedicatoria: "Para el Papa Francisco en ocasión de su fraternal visita a Cuba, con admiración y respeto del pueblo cubano".

Fidel Castro había recibido en La Habana como mandatario al Papa Juan Pablo II en 1998 y después de haber dejado formalmente el poder, a Benedicto XVI en el 2012.

AFC