Gobierno de Venezuela arresta de nuevo a Leopoldo López

Familiares reportaron que agentes de inteligencia sustrajeron de sus casas a los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, quienes estaban en arresto domiciliario.

Caracas

Leopoldo López y Antonio Ledezma, los dos presos más emblemáticos de la oposición venezolana y quienes estaban bajo arresto domiciliario, fueron detenidos durante la madrugada por agentes del servicio de inteligencia (Sebin).

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué sigue para Venezuela con la Constituyente?

"Se acaban de llevar a Leopoldo de la casa. No sabemos dónde está ni dónde lo llevan", denunció en su cuenta de Twitter Lilian Tintori, esposa de López.

Tintori difundió un video de la cámara de seguridad de su casa en el que se ve cuando unos cuatro uniformados y otros tres hombres vestidos de civil suben al líder opositor a una patrulla con identificación del Sebin y se lo llevan, escoltado por otros vehículos.



Los hijos de Ledezma, alcalde de Caracas, Víctor, Vanessa y Antonietta, también aseguraron en sus cuentas de Twitter que el Sebin se llevó a su padre.

Dirigentes opositores y medios locales publicaron imágenes grabadas con celular del momento en que Ledezma, en pijama, es sacado con violencia de su residencia. "Auxilio", gritó el alcalde, tras lo que vecinas gritan pidiendo ayuda.

Ambas familias dijeron desconocer a donde fueron trasladados Leopoldo López y Antonio Ledezma e hicieron responsable al presidente Nicolás Maduro de la vida de ambos líderes opositores, cuyas residencias están ubicadas en el este de Caracas, principal escenario desde hace cuatro meses de protestas contra el régimen, que han dejado más de 120 muertos.

López, de 46 años, había sido puesto bajo detención domiciliaria el 8 de julio tras tres años y cinco meses en la cárcel militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, donde cumplía una condena de casi 14 años acusado de instigar a la violencia en las protestas contra Maduro de 2014, que dejaron 43 fallecidos.

Por su parte, Ledezma, de 62 años, fue detenido en febrero de 2015, acusado de conspiración y asociación para delinquir. Tres meses después obtuvo el beneficio del arresto domiciliario por razones de salud, luego de ser operado de una hernia inguinal.

La ONG Foro Penal asegura que en Venezuela existen 490 presos políticos, luego de la oleada de detenciones en el marco de las protestas que comenzaron el 1 de abril para exigir la salida de Maduro.

Llamados contra la Constituyente

Ambos líderes opositores hicieron en los últimos días llamados a no votar el domingo en la elección de la polémica Asamblea Constituyente, convocada por Maduro y desconocida por la oposición y por una decena de gobiernos, entre ellos Estados Unidos y España.

"Se llevan a Leopoldo López y al alcalde Ledezma para meternos miedo y desmoralizarnos (...) La dictadura tiene su tiempo contado. Prisión y persecución a los liderazgos no detendrá la rebelión", aseguró el diputado Freddy Guevara.

Guevara, coordinador de Voluntad Popular, partido que fundó López, atribuyó los arrestos a la "posición firme y clara" que mantuvieron ambos opositores contra lo que llamó el "fraude" electoral del domingo.

En un video difundido la semana pasada, López había pedido a los militares "no ser cómplices" del "aniquilamiento del Estado" y en varios mensajes de Twitter pidió a la población mantenerse en las calles hasta lograr "el retorno de la democracia" y a la comunidad internacional a desconocer la Asamblea Constituyente.

El alcalde Ledezma también difundió un video, en el que aparece con la bandera venezolana de fondo y pide resistir frente a lo que tildó de "régimen totalitario" y "tiranía". Advirtió que asumía los riesgos de publicar su mensaje.

Maduro sostiene que la Constituyente promoverá la paz y el diálogo, pero la oposición, que rechazó participar en la elección, asegura que fue propuesta por Maduro para perpetuarse en el poder, instaurar un modelo comunista y neutralizar a sus críticos y adversarios.

La Constituyente será instalada este miércoles, para cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una marcha en Caracas, a fin de denunciar su "ilegitimidad".

La coalición opositora consideró un fraude el resultado oficial de ocho millones de votantes (un 42,5% del padrón electoral), en tanto que Maduro lo calificó de "triunfo histórico.