El primer día de Cuba sin Fidel

Tras conocerse la muerte del ex mandatario cubano, las calles de La Habana están casi vacías y las actividades públicas fueron suspendidas, entre ellas, el concierto de Plácido Domingo.

La Habana, Cuba

Con poca gente en las calles y una ciudad de La Habana en calma, los cubanos amanecieron estremecidos tras conocer el fallecimiento de Fidel Castro, quien se insertó en la vida de cuatro generaciones de isleños desde que siendo un abogado desconocido se alzó en armas contra la dictadura de Fulgencio Batista y desafió después a 10 administraciones consecutivas en Washington.

A partir de las 09:00 horas, comenzaron a regir nueve días de duelo Nacional y desde entonces todas las emisoras de radio y televisión del país transmiten una programación especial y luctuosa, al tiempo que en sus casas los cubanos se preguntan qué pasara a partir de ahora.

TE RECOMENDAMOS: La muerte de Fidel Castro: MINUTO A MINUTO

Han sido suspendidos incluso hasta acontecimientos considerados "trascendentes", como el concierto único que ofrecería en la noche de este sábado el afamado tenor español Plácido Domingo después de 28 años de preparativos y conversaciones previas, lo cual contribuye a una especie de recogimiento nacional, según ha podido constar MILENIO.


"A mí no me interesa la política, pero reconozco que se ha ido un grande", comentó Juan Carlos García, 36 años, sintetizando quizás el sentir de buena parte de su generación, mientras sectores de la oposición interna, sin hacer manifestación pública alguna, brindaron por la muerte del líder cubano de 90 años, al igual que hicieron desde anoche los representantes del llamado exilio duro en Miami.

TE RECOMENDAMOS: Fidel a través de sus discursos

Indicios que Castro podría estar en una situación crítica saltaron en sectores políticos de la isla luego de que el ex mandatario declinara recibir al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, hace poco más de una semana –después de verse con el presidente vietnamita, Tran Dai Quang- un encuentro que se consideraba natural por los lazos existentes entre Fidel y esa poderosa familia canadiense.

Sin embargo, no fue hasta anoche que su hermano, el presidente Raúl Castro confirmó las sospechas y abrió "una nueva etapa en la historia nacional", según el profesor Enrique López Oliva, para quien la victoria presidencial de Donald Trump y la muerte del fundador del socialismo en Cuba "son dos señales preocupantes".

En este contexto, a nivel de cuadra y barrios han comenzado también los preparativos para que los partidarios del líder cubano le rindan tributo póstumo el lunes en la Plaza de la Revolución, y a partir de ahí comenzará un movimiento nacional que abarca hasta la firma de un juramento de fidelidad personal a los principios de Castro.

Los restos mortales del ex mandatario serán trasladados por tierra hasta la oriental ciudad de Santiago de Cuba y la ceremonia de inhumación se realizará a las 07:00 horas del 4 de diciembre en el cementerio Santa Ifigenia, en un lugar muy próximo al mausoleo del "Héroe Nacional" a José Martí.


TE RECOMENDAMOS: Decretan nueve días de luto nacional en Cuba

Hasta el momento se desconoce el número de jefes de Estado o gobierno que podrían trasladarse a la isla, pero se da por confirmada la presencia de los mandatarios de Venezuela, Nicolás Maduro, de Bolivia, Evo Morales y de Nicaragua, Daniel Ortega, entre otros.

El presidente de Estados Unidos, Brack Obama, quien en diciembre de 2014 reanudó relaciones con la isla, envió un mensaje de condolencia en el que apuntó: "En el momento de la muerte de Fidel Castro, expresamos nuestra amistad al pueblo cubano (...) "la historia registrará y juzgará el enorme impacto de esta figura singular en su pueblo y en el mundo".

El presidente electo Donald Trump se limitó a escribir en su cuenta en Twitter que "¡Fidel Castro está muerto!", y acto seguido habría comentado en Florida que era "un dictador brutal".

El mandatario francés, Francois Hollande, apuntó por su parte: "En ocasión de la desaparición de Fidel Castro, quiero insistir para que el embargo que penaliza Cuba se levante definitivamente".


AFC