Fiscales suecos finalizan el interrogatorio a Julian Assange

El interrogatorio en Londres del fundador de WikiLeaks sobre una denuncia de violación presentada en su contra terminó este martes luego de dos días de audiencia.
Julian Assange permanece refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012.
Julian Assange permanece refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde 2012. (AFP)

Londres/Estocolmo

Los fiscales suecos concluyeron hoy el interrogatorio al fundador de la plataforma de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres.

El interrogatorio a Assange, acusado de violación y de "un delito sexual de menor gravedad", comenzó el lunes en presencia de un fiscal ecuatoriano.

TE RECOMENDAMOS: El gatito de Assange también se preparó para interrogatorio

Una vez que los resultados estén por escrito se determinará si continuará la investigación, dijo la Fiscalía en Estocolmo.

Assange, que lleva cuatro años refugiado en la embajada, niega los cargos y afirma que se trata de una persecución política.

Uno de los abogados de Assange, Per E. Samuelson, denunció que el fiscal ecuatoriano no permitió que estuviese presente durante el interrogatorio, tal como lo exigen las leyes del país sudamericano.

"Assange tiene la opción de no cooperar, lo que fue mi consejo, o seguir adelante sin mí", dijo Samuelson a dpa por teléfono. "Solo espero que todo haya salido bien", agregó.

Como próximo paso, el equipo legal de Assange pedirá que se levante la orden de detención sueca contra su cliente.

En los cuatro años que lleva asilado en la embajada ecuatoriana, la salud de Assange se deterioró.

TE RECOMENDAMOS: Interrogan a Assange por denuncias de delitos sexuales

La cancillería ecuatoriana insistió en la expedición de un salvoconducto para traerlo a Ecuador, pero el gobierno de Reino Unido negó esa posibilidad y ratificó que si salía de la embajada sería detenido por Scotland Yard.

Assange se refugió en la embajada después de perder una batalla legal en Reino Unido en contra de su extradición a Suecia. El periodista australiano teme que Suecia lo entregue a Estados Unidos, donde es buscado por la divulgación, a través de la plataforma Wikileaks, de documentos diplomáticos confidenciales.

Otros tres casos de presuntos abusos sexuales contra el fundador de la plataforma prescribieron el año pasado.

jamj