Nada cambia en Cuba con muerte de Fidel: disidentes

Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, y José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, temen que aumente la represión durante los nueve días de luto nacional.
Gritan "¡Cuba libre!" y "¡Libertad, libertad!" fueron los gritos de quienes celebraron la muerte de Fidel en Miami.
Gritan "¡Cuba libre!" y "¡Libertad, libertad!" gritan los cubanos tras la muerte de Fidel. (AFP)

La Habana

Disidentes cubanos afirmaron que la muerte de líder Fidel Castro no implica ningún cambio político en la isla, ya que él llevaba 10 años fuera del poder; sin embargo, sí temen un aumento de la represión durante los nueve días de luto nacional.

"Aquí no cambia nada. La única buena noticia es que tenemos un dictador menos, pero aún nos queda otro porque Raúl es un dictador igual que Fidel", dijo la líder el grupo Damas de Blanco, Berta Soler.

TE RECOMENDAMOS: Muerte de Fidel Castro: noticias MINUTO A MINUTO

Políticamente en Cuba no cambia nada, salvo el "progresivo empeoramiento" de la situación de los derechos humanos en la isla, donde la represión "va en aumento", dijo la líder de las Damas de Blanco, organización creada por las madres, esposas e hijas del "Grupo de los 75", disidentes encarcelados durante la ola represiva de la "Primavera Negra" de 2003.

"En Cuba nadie quiere a la dinastía de los Castro, que son unos mafiosos. Si queremos una transición democrática en la isla, tiene que ser sin esa familia en el poder", subrayó.

Soler dijo que teme un aumento de la represión policial durante los nueve días decretados de luto nacional, en los que el grupo que lidera piensa convocar marchas para pedir el respeto de los derechos humanos y la liberación de los presos políticos.

TE RECOMENDAMOS: Los "mau mau" de Fidel Castro

Coincide en esa impresión José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, quien augura para las próximas semanas "más control y represión contra la disidencia y cualquier sector de la población que represente un peligro para la dictadura".

Para Ferrer, la muerte de Fidel Castro "poco significa porque la población se había acostumbrado a que no apareciera en los medios de comunicación ni en la vida pública".

Aunque admite que al tratarse de un "símbolo principal del régimen", su desaparición puede ser interpretada por el pueblo cubano "para hacer más reclamaciones".

"Anoche cuando se anunció su muerte, todo el mundo dormía. Y hoy se levantaron para seguir luchando por su subsistencia", aseveró el líder de la UNPACU, organización con fuerte presencia en el oriente de Cuba.


RSE