El paso de Ian Curtis por Joy Division en 5 canciones

El vocalista de una de las bandas más importantes de la historia se suicidó el 18 de mayo de 1980. 
Ian Curtis se suicidó en 1980. Tenía 23 años.
Ian Curtis se suicidó en 1980. Tenía 23 años. (Especial)

Ciudad de México

El 18 de mayo de 1980, días antes de comenzar su primer tour por Estados Unidos, Ian Curtis, vocalista de Joy Division, decidió terminar con su vida.

La mítica banda originaria de Manchester, Inglaterra, sentó las bases del post punk con tan sólo dos discos: Unknown Pleasures (1979) y Closer (1980)

TE RECOMENDAMOS: Eddie Vedder: la última voz del ‘grunge’

Su sonido, oscuro y meláncolico, y sus letras llenas de tristeza, angustia y desesperación han influenciado a bandas como U2, The Cure, Nine Inch Nails e Interpol.

Curtis, quien es recordado por su característico tono de voz, no llegó a ver el éxito que su banda tuvo. En 1980 y después de cuatros años de haber sido diagnosticado con epilepsia y de sufrir de ansiedad y depresión, Ian decidió ahorcarse en su cocina. Tenía 23 años.

Pese a tener una corta carrera dentro de la música, Curtis dejó un legado en cada una de las canciones que hizo con Joy Division. Éstas son algunas de las que marcaron su trayectoria.

Transmission

En noviembre de 1979, la banda formada por Curtis, Peter Hook, Bernard Sumner y Stephen Morris lanzó esta canción como su primer sencillo.

Pese a ser la primera canción firmada por Joy Division, el estilo de la banda ya era claro: el marcado uso del bajo, una batería acelerada, distorsiones de guitarra y la voz un tanto aterradora de Curtis sería el sello inconfundible.

 Transmission ocupó el lugar 20 en la lista de Pitchfork de 2007 de los 50 “himnos indie más grandes de todos los tiempos”.

Love Will Tear us Apart

Ésta es una de las canciones más famosas de Joy Division. En ella, Curtis logra plasmar el colapso de su matrimonio con Deborah Woodruff, con quien se casó en 1975 cuando él tenía 19 años y ella 18.

La letra de la canción y la melodía que la acompaña seguro te hará sentir totalmente desesperanzado cada vez que la escuchas.

She’s Lost Control

Esta canción habla sobre una chica que trabajaba en el mismo lugar que Curtis antes de que se dedicara a la música. Ella tenía epilepsia, enfermedad que le fue diagnosticada en 1976 a Ian y la cual empeoró con el paso de los años debido a la falta de sueño y la carga de trabajo.

Cuando la chica dejó de ir a trabajar, Curtis creyó que había encontrado otro empleo, sin embargo Bernard Sumner (guitarrista) ha declarado que tiempo después, el vocalista descubrió que había muerto a causa de un ataque epiléptico.

La fuerza y la obscuridad de la canción hablan sin duda de lo que sentía Curtis respecto a su enfermedad.

Digital

El 2 de mayo de 1980, Joy Division se presentó en la Universidad de Birmingham, en Inglaterra.

Este concierto pasó a la historia como aquel en el que la banda tocó algunas de las canciones de Ceremony, disco que sería lanzado en seis semanas y el último que dio Ian Curtis.

La banda cerró aquella presentación con "Digital".

Atrocity Exhibition

Es la canción con la que abre Ceremony, el segundo disco de Joy Division que fue lanzado el 18 de julio de 1980, un mes después de la muerte de Curtis. 



mrf

¡Consigue lo mejor de Ian Curtis!