Doble Fondo

Óiganlo: luego de Ayotzinapa, ni un intento más de censura…

El Estado mexicano, en su conjunto, es responsable por incapaz y negligente.

Ahora que he estado una semana en Guerrero me queda claro que lo de Iguala, lo de los jóvenes de Ayotzinapa, es, en buena medida, consecuencia de una vergonzosa mezcla de soeces cálculos políticos. Además de la culpabilidad de los autores materiales e intelectuales del crimen, muchos de los que ejercen los poderes tienen responsabilidad… por su irresponsabilidad. Responsables son:

1. El PRD (local y nacional), que sabía del esperpento de personaje que tenía en Iguala, acusado hasta de homicidios… de militantes del propio PRD. Calculaban los perredistas que nadie se enteraría y que repetirían en la gubernatura. Niéguenlo…  2. El PRI, por su silencio en Guerrero, como si los priistas no estuvieran perfectamente informados de lo que pasaba en una zona que siempre ha sido suya. ¿Por qué callaron, si en Guerrero no se mueve un coco sin que lo sepan? Calculaban que se jodería todo para el PRD y que volverían a gobernar. ¿O no? 3. El gobernador: vaya que sabía lo que pasaba en Iguala, como ha reconocido que sabe lo que pasa, igual o peor, en varios otros municipios. Imperdonable. 4. El Congreso de la Unión. ¿Viéndonos a los ojos, van a decirnos, señores legisladores, que no sabían nada de lo que ocurría aquí? Muchos de los tribunos, los más altos tribunos, al menos del PRD y el PRI, sabían perfectamente lo que aquí pasaba y sigue pasando. Estaban plenamente informados ¿Van a tener la cara para negarlo? Calculaban sobre los comicios de 2015, ¿verdad? Y 5. El gobierno federal. ¿No sabía lo que pasaba en Iguala el Cisen? ¿Entonces para qué sirve? ¿No sabía lo que pasaba en Iguala y ocurre en otros municipios guerrerenses la Secretaría de Gobernación? ¿No sabía la PGR que había indicios suficientes para que hiciera pesquisas? ¿Y en los otros municipios? El Ejército, con fuerte presencia en el estado, ¿no tiene sus grupos de Inteligencia operando? ¿No informaban nada? ¿O no les hacían caso? ¿Y la Marina y la Policía Federal?

El Estado mexicano, en su conjunto, es responsable por incapaz y negligente. Y así será juzgado fuera del país, por si les importa a los señores políticos…

Óiganlo bien: a partir de ahora, luego de lo de Ayotzinapa, ningún funcionario municipal, estatal o federal, tiene derecho (nunca lo han tenido, pero eso siempre les ha importado un bledo) a siquiera insinuar la menor censura, o a inducir la menor autocensura. No tienen cara para hacerlo. No se atrevan a decirme que no toque temas de inseguridad, de violencia, o de lo que sea, aunque nunca les he hecho caso. No se atrevan, ni una sola vez más, a llamar para decirme que, por el simple hecho de contar lo que sucede, soy hostil al alcalde, al gobernador o al Presidente. Los periodistas no somos detectives, mucho menos luchadores sociales (periodista que toma una causa como bandera, en ese momento deja de ejercer el periodismo y pasa a ser activista), simplemente nos dedicamos a contar lo que sucede, les guste a ustedes o no. No es insolencia, es nuestro oficio. Si lo hacemos mal, regular o bien, es cosa de los lectores, televidentes o radioescuchas. Entiéndalo ya: no porque dejemos de narrar lo que ocurre en un sitio (o en todo el país) van a desaparecer los problemas. Al contrario, al ocultarlos, pueden estallar, como ya habrán comprobado.

Y antes de que empiecen a llamarme o a mandarme mensajes por WhatsApp este lunes, mejor pónganse a resolver los múltiples problemas que tienen, que vaya que son graves, a ver si así al menos lavan la cara. Saludos, omisos y calculadores miembros de la aristocracia política nacional…

jpbecerracostam@prodigy.net.mx

http://twitter.com/jpbecerraacosta