Radar

El reproche de Emilio a Nájera

De los argumentos para la autodefensa que hizo de su gobierno el fin de semana pasado el ex gobernador panista Emilio González Márquez, me llamó la atención que de la persecución política que dice ser objeto, culpe de forma implícita a su ex secretario de seguridad pública tanto cuando fue alcalde de Guadalajara como Ejecutivo de Jalisco, hoy fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera, y libere de toda culpa al ahora jefe de su ex colaborador, el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval.

“Nadie puede decir que en mi gobierno la Procuraduría se utilizó para perseguir políticamente a quienes piensan diferente. Ahora se podrían estar inaugurando otros tiempos en los que la Procuraduría se usa de manera selectiva (…) lo que no se vale es que donde no hay delito se dé un linchamiento mediático, aseguren que hay delito y tengan gente en la cárcel” expresó el sábado pasado el ex mandatario estatal, y remató: “Eso es indigno”.

A la Procuraduría de hoy a la que se refiere Emilio, forma parte de la nueva Fiscalía General del Estado, que encabeza Nájera, por lo que el primer responsable de la persecución política que percibe sería él. Y cosa peor,  el ex mandatario estatal supone que su ex colaborador actúa sin la autorización o la aprobación de su superior, cuando señala:

“Yo no veo al gobernador metido en temas de persecución política. Alguien de su gobierno está interesado en generar desestabilización en el estado y sí veo intentos por generar ruido”.

Desde luego que en la fiscalía no cayeron nada bien las declaraciones de quien fue su jefe cuando despachaban en la avenida 16 de septiembre en la sede de la ex secretaría de seguridad pública. Sobre todo porque si alguien ha criticado la función del titular de la Procuraduría de Justicia en el sexenio emilista, Tomás Coronado Olmos, ha sido justamente Nájera, quien ha reprochado que la encontró desmantelada, plagada de infiltrados y con graves rezagos.

***

-¿Ya hubo necesidad de requerir al ex gobernador o no?- , le pregunté al contralor Juan José Bañuelos Guardado en octubre pasado.

-Esa es una pregunta muy interesante. La contraloría no tiene facultades para llamar al ex gobernador, porque es la contraloría interna del Ejecutivo.

-¿Entonces el ex gobernador puede estar tranquilo?-

-Pues tendrá mucho de qué preocuparse, por el dinero federal que se está revisando en la auditoría superior y lo que les estamos aportando desde la contraloría. Ellos sí lo pueden llamar.-

El ex gobernador sin embargo se dice tranquilo y sin culpa, prueba de ello, señaló el sábado, es que no se ha amparado, como ya lo hicieron otros miembros de su equipo de trabajo.

Cierro mañana el tema con mi opinión al respecto.

http://twitter.com/jbarrera4