Radar

El primer año del último rector fegista

Tonatiuh Bravo Padilla, el rector 49 de la UdeG, tuvo 12 meses de claroscuros.

Entre lo positivo, y como lo destacó ayer en su balance, se encuentra la nueva relación armónica con el gobierno estatal, luego de años de tensiones con el último gobierno panista de Emilio González Márquez, quien se propuso terminar con el dominio del ex rector Raúl Padilla López, jefe político del grupo que controla la UdeG desde hace más de dos décadas, hasta que una visita a casa del adversario lo hizo desistir de su intento.

De esa buena relación, se desprende también otro de sus logros: el conseguir que nuevamente el gobierno federal aporte un 51 por ciento para el presupuesto ordinario de la UdeG, además de recursos adicionales para las obras del Centro Cultural Universitario.

Aunque la factura que tuvo que pagar fue la de fortalecer la percepción de que llegó muy acotado y ha ejercido un primer año de rectorado con poca independencia, Tonatiuh no trastocó la estabilidad al interior de la máxima casa de estudios del estado, donde además de sumar un año a las más de dos décadas que mantiene sin paros ni huelgas, tuvo un arranque sin sobresaltos como los que tuvo su antecesor, el malogrado Carlos Briseño Torres, quien al tratar de revelarse al jefe político que lo encumbró, fue defenestrado y separado de la rectoría.

Pese a los seis mil nuevos espacios que refirió ayer como crecimiento de la matrícula, el logro quedó corto y la UdeG siguió quedando por debajo de la media de aceptación, con lo que su promesa del Pacto por los Jóvenes anunciada hace un año sigue siendo un reto.

Otra asignatura pendiente y en la que se avanzó poco en el primer año del último rector que pasó antes por la presidencia de la ex temida y extinta Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), es la calidad educativa y productividad de conocimiento convertido en patentes, dos indicadores claves para medir la eficiencia y que provocaron que en los rankings universitarios de América Latina que hace la consultora Symonds, la UdeG pasara del lugar 50 al 60 en 2013, y en el ranking web de universidades en el mundo aparezca en el lugar 764.

La falta de resultados se refleja también si consultamos el reporte de patentes 2013 del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial: de las 14 mil 233 registradas sólo dos salieron de la UdeG, una más que en el 2012. Mientras que la UNAM registró 54, el IPN 41 y 39 el TEC.

Sobre el tema y luego de la presentación de su primer informe, tuve una conversación con el rector general en MILENIO RADIO, donde esbozó lo que hará para intentar mejorar el lugar que la universidad pública de Jalisco ocupa en las mediciones nacionales, regionales y mundiales. Mañana aquí, parte de esa charla..

http://twitter.com/jbarrera4