Radar

Que Ulises o la UCO limpien ese cochinero

Ya lo decía Albert Einstein que en los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento.

Sigamos, pues, el consejo del genio alemán nacionalizado estadunidense porque qué más crisis que conocer lo ocurrido ayer en el Congreso local, donde a 33 de 39 diputados les importó un carajo todos los señalamientos del contrato fantasma de la consultora López Castro y de un dedazo en alto aprobaron tomar del dinero público 58 millones de pesos como pago a los presuntos reembolsos por 95 millones de pesos que logró les hiciera la Secretaría de Hacienda.

La resaca de un festín más de impunidad que protagonizan los integrantes de la LX Legislatura, no hace otra cosa que agravar esa crisis por los excesos, corrupción y cinismo de la clase política, de todos los partidos sin excepción, que dominan los espacios de poder en Jalisco. 

Ante tanto descaro, pues, y cuando ya no se sabe si es mejor reír que llorar, imaginemos por ejemplo que ante el incumplimiento de su promesa de cambiar la historia y limpiar el Congreso, los coordinadores parlamentarios del PRI y del Partido Verde, Rafael González Pimienta; del PAN, José Luis Munguía; del PMC, Clemente Castañeda; y del PRD, Enrique Velázquez, llaman a Ulises Navarro, este talentoso joven tapatío, ganador el martes pasado del primer reality show de emprendurismo en México, EmprendedorMéxico, por la creación de Newen, una empresa que desarrolló un superdetergente que no necesita enjuague, lo que contribuirá a la sustentabilidad por el ahorro de agua, electricidad y tiempo que permite, según me comentó ayer en MILENIO RADIO. Por lograr despercudir de tanta mugre el Congreso, tarea no lograda desde hace casi una década por tres Legislaturas, los diputados podrían pagarle otros 500 mil pesos como los que se ganó en el premio de Wobi TV y la Secretaría de Desarrollo Económico de Pepe Palacios. Honorarios mucho más módicos y transparentes que los pagados ayer al despacho López Castro o en la pasada Legislatura a OLA Outsourcing y SAE.

Podríamos imaginar también que ante su incapacidad de acabar con las historias de corrupción en el Poder Legislativo jalisciense, los mismos personajes llamen a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil española que también el martes puso en marcha una megaoperativo anticorrupción con la detención de 32 funcionarios, acusados de cobrar sobornos en adjudicaciones irregulares como se señala fue la de la consultora López Castro.  Se dirá que en España estallan también con mucha frecuencia escándalos por desfalcos públicos, pero allá al menos sabemos de detenidos.

Insisto que apostar a la amnesia colectiva o al muy alto umbral de hartazgo de los tapatíos, para mantener el paraíso de impunidad en Jalisco, es ir en contrasentido de las caras lecciones que nos dan las imágenes de pudrición que han crispado y desprestigiado al país en las últimas semanas.  

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4