Radar

Ramiro se queda por su sueño de gobernar

Hoy toca el turno de rendir su segundo informe de gobierno al alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández García, uno de los alcaldes que sin duda ha sido el que mayores contratiempos ha tenido durante su gestión.

Su primer año lo marcó el problema con los comerciantes ambulantes que se exacerbó por aquella promesa en el inicio de su trienio de que resolvería ese fenómeno en un mes; el azote de los motoladrones y la estrechez presupuestal que le heredó su antecesor y ahora gobernador Jorge Aristóteles Sandoval.

En el segundo año le estallaron problemas que escapaban a su estricto radio de acción, pero que hacían ver un ayuntamiento a la deriva, como la crisis política por la trama corrupta que se descubrió con las grabaciones de la #LadyRegidora, Elisa Ayón, y su obstinación de mantenerse como edil; la golpiza a policías en una trifulca con fanáticos de las Chivas en el último clásico tapatío en el Estadio Jalisco; y la quemazón que acabó con el Mercado Corona en el primer cuadro de la ciudad.

Pese a todo ello, Ramiro asegura que mantiene la emoción por su sueño cumplido de gobernar, ese que acarició por años mientras se desempeñó como dirigente campesino y partidista, que fue afinando en su etapa de legislador, y que casi perdía para siempre cuando el Presidente Enrique Peña Nieto no le pudo cumplir la candidatura de Zapopan, por el empecinamiento de Héctor Vielma, de que esa posición debía  ser para su colaborador Héctor Robles.

Por ello y para responder a que finalmente le consiguieron contender por la capital tapatía, la que ganó al ex gobernador Alberto Cárdenas, el panista más votado en la historia local, Ramiro no sólo desestima aquellas versiones de que sería relevado de la alcaldía, sino que descarta la posibilidad de pedir licencia para buscar otro cargo en 2015 y asegura que se queda a cerrar “con todo y bien” su gobierno, que en el último año se distinguió por ser el que más recursos extraordinarios consiguió para obra pública, y que sin duda, le ha ayudado a paliar su accidentado inicio.

-¿Contento, pese a todo, con ese sueño de gobernar que tanto esperaste?- le pregunté ayer en MILENIO RADIO.

“Estoy contento, obviamente hubo una etapa donde me sentía preocupado, muy presionado por la falta de respuestas, hoy me siento ya manejando (y no empujando) la locomotora, con un fuerte nivel de velocidad y no la voy a parar, vamos a llegar hasta el último día de la Administración”, me dijo.

Este cierre a toda máquina, le cuestioné, ¿ayudará al PRI en Guadalajara en el 2015?-

“Bueno yo creo que siempre el desempeño de un gobierno contribuye a mantener la confianza en el partido que nos llevó al poder, entonces sin duda es un factor importante, aunque los resultados de una elección tienen que ver con más cosas. En lo que a mí toca, tengo el compromiso y la convicción de que voy a trabajar muy duro para responder a la confianza de los ciudadanos a mí como candidato y a mi partido. Lo que venga será voluntad de los ciudadanos, pero esperamos cumplirles bien”.

jaime.barrera@milenio.com

http://twitter.com/jbarrera4