Radar

El pavor a la Ley '#3de3'

Hasta el cierre de esta edición las resistencias de políticos de todos los partidos, pero especialmente del PRI y del Partido Verde, para incorporar al sistema de leyes anticorrupción la iniciativa #3de3, se imponían en el debate en el senado de la República, casi en la víspera del fin del periodo ordinario de sesiones.

Tan preocupados están por el tema, que dejaron olvidada la iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto sobre la legalización del uso de la mariguana para fines médicos y científicos, que también podría quedarse ahí hasta el mes de septiembre.

En el marco de los debates por las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, senadores de todos los partidos dejaron en los últimos días muy clara su oposición a que la declaración #3de3 se haga obligatoria como lo plantea la iniciativa ciudadana propuesta por organizaciones civiles como Transparencia Mexicana y el Instituto Mexicano por la Competitividad, Universidades y organismos empresariales como la Coparmex y la Concanaco, y que respaldaron las firmas de más de 291 mil mexicanos.

Como lo apunté aquí hace unas semanas este bloqueo empezaba a descubrirse con la casi nula respuesta de los candidatos a alcaldes y a las 12 gubernaturas que están en plena campaña electoral, para presentar y hacer pública su declaración patrimonial, la de impuestos y la de algún eventual conflicto de intereses, que no es otra cosa que dar a conocer si tienen o no participación en alguna empresa o negocio, que pudiera convertirlos en juez y parte en la contratación de servicios por parte del sector público.

De mantenerse en esa posición los senadores estarían despreciando una vez más la voluntad ciudadana expresada en el paquete de firmas entregado como respaldo a esta iniciativa ciudadana, y con ello, posponiendo la principal demanda generacional en el país, de crear sistemas e instituciones eficaces en el combate a la corrupción e impunidad enquistada históricamente en nuestra vida pública.

Como lo he comentado aquí, en el caso de Jalisco, hay también quienes no estuvieron de acuerdo en el compromiso público hecho por el gobernador ante la Coparmex, de que él y todo su gabinete cumplirían con la #3de3, más aún con las correcciones y aclaraciones que tuvo que hacer de su patrimonio Aristóteles Sandoval luego de cumplir con esta acción.

Lo dicho, cualquier expresión de poder, en especial la política y gubernamental, nunca cederán espacios o canonjías por decisión propia o concesión graciosa. Conceden sólo ante la presión de causas bien organizadas y que casi siempre, como la Iniciativa #3de3, vienen de esferas ajenas a las lógicas político-partidistas.

El reto será, pues, lograr nuevas alianzas para fortalecer a las organizaciones de la sociedad civil que empujan esta iniciativa de la agenda ciudadana que el poder político quiere parar a toda costa. De entrada, registrar los nombres de los políticos que se opongan para nunca cruzarlo en alguna boleta.

twitter: @jbarrera4
jaime.barrera@milenio.com