Radar

"#LadyRegidora" y las otras mentadas de madre

Consideré ayer aquí que la única historia de éxito que hubo en el 2013 en materia de combate a la corrupción y a la impunidad, fue la denuncia y seguimiento de los desvíos millonarios del erario a través de los litigios y laudos laborales que orquestan los llamados abogados talibanes, contra los que por lo pronto se giraron ya dos órdenes de aprehensión. No así la detención de Rodolfo Ocampo, cuyos cómplices en el saqueo del SIAPA siguen impunes y laboran ya en otras dependencias.

Bien dice el refrán que una golondrina no hace verano y en Jalisco las tramas corruptas empiezan a paralizar incluso a la clase política y gubernamental, lanzando una muy mala señal al exterior y convirtiéndose en una amenaza para el desarrollo de la entidad.

Tres botones de muestra de los tres últimos días:

1.-La prueba más reciente de ello es el regreso de Elisa Ayón Hernández como regidora al Ayuntamiento de Guadalajara. En este paraíso de impunidad por la ausencia de un trabajo auténtico y confiable en la fiscalización de los recursos públicos, a la #LadyRegidora le parece suficiente salir con su señorita Laura, que dice ser la voz que invocó al “patrón”, para autoredimirse y volver por sus quincenas como edil. A la aún priista no le importa que nada se haya aclarado de la red de corrupción en los panteones que expresó con una florida e inmejorable elocuencia: “¡agarren, pero repartan culeros!”. Y menos regresar sin aclarar cómo su patrimonio es mayor a lo ganado en los últimos años como diputada y maestra. Su gran escudo es la misma corrupción de sus colegas, con la que los amaga.

2.- La visita que el martes hicieron diputados panistas y pemecistas al Fiscal General, Luis Carlos Nájera, para pedirle acelerar las investigaciones en contra de desvíos de la pasada Legislatura de entre 500 a mil millones de pesos. Robos que siguen impunes y que pagamos los contribuyentes con el continuo rescate de un Congreso en bancarrota por los saqueos. Ni qué decir de las denuncias que hay también sin avances desde la pasada Administración en contra de la LVIII Legislatura con la que está coludido el auditor Alonso Godoy Pelayo. Por eso lo más tierno del encuentro fue cuando Nájera sugirió que para avanzar en las investigaciones se invitara a ¡Godoy Pelayo!

3.- El reclamo que hicieron ayer a los diputados los 109 ciudadanos y varias organizaciones de la sociedad civil por ignorar olímpicamente, “por el absoluto desprecio”, a su petición de que la Comisión de Vigilancia del Congreso local cumpliera su obligación de auditar a la Auditoría Superior del Estado de Jalisco.

Estos son sólo tres de los más recientes ejemplos que casi todos los días nos refriegan el preocupante estado de simulación en el que vivimos. Lo del regreso de la #LadyRegidora a su oficina municipal es, pues, sólo la mentada de madre del día de nuestra clase política.

http://twitter.com/jbarrera4