Radar

Enrique Alfaro, sale a escena en tres actos

Es posible que el presidente de la agrupación Alianza Ciudadana y puntero en las encuestas para las alcaldías de los dos municipios más importantes de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, y el Partido Movimiento Ciudadano transiten por caminos distintos cuando ya corre el proceso electoral 2014-2015?

¿Alguien considera que en el PMC hay alguna figura que pueda decir que no u oponerse a lo que decida el ex candidato a la gubernatura de Jalisco que estuvo a punto de llevar al partido político naranja al poder en las elecciones del 2012?

Yo creo que no y por eso abro la entrega de hoy con estas preguntas a propósito de la escena montada ayer por los alfaristas, para anunciar, a 8 meses de la jornada electoral, que no harán alianzas con ningún partido y que jugarán solos en las elecciones del domingo 7 de junio, cuando se vote por diputados locales y federales reelegibles hasta por dos periodos más, y por 125 alcaldes que serán los primeros en poder reelegirse por tres años más.

El primer acto fueron las convocatorias de Héctor Padilla, a la vez vocero del PMC, y de la agrupación Alianza Ciudadana: una el lunes por la noche a la rueda de prensa que tuvieron anoche los pemecistas; y la de ayer para escuchar el mensaje mañanero de Alfaro en redes.

Segundo acto: El ex candidato priista a la alcaldía de Tlajomulco, y más tarde alcalde perredista de ese mismo municipio, aparece en un mensaje de video difundido en sus redes sociales a las nueve de la mañana, para enviar una sugerencia “con mucha humildad y respeto” a la Junta de Coordinación Estatal del PMC para que digan no a las alianzas. Hacerlo, les dijo, es unirse a “partidos que le han fallado a la sociedad” y que buscan unirse al PMC por la “fuerza política” de ese movimiento, para conservar privilegios sólo por su “banalidad y ambición desmedida”.

Tercer acto: El PMC anuncia por la noche que con 28 votos en contra de las coaliciones partidistas y 3 a favor la Junta de Coordinación estatal, se tomó la decisión de competir en 2015 sin alianzas con otros partidos políticos. Ahí mismo el presidente naranja, Hugo Luna, sale a afirmar que la opinión de Alfaro fue “valiosa” pero no dio línea a su partido.

Dos preguntas finales:

¿La determinación de no ir en alianzas será definitiva o es la estrategia pemecista para ver cómo reaccionan sus adversarios, y alcanzar a tomar decisiones de último momento, incluida una eventual reconsideración en el tema? 

¿Las puestas en escena, como la de ayer, para acaparar los mayores reflectores posibles en su anuncio de rechazar las alianzas y coaliciones con otros institutos políticos, será un recurso al que acudirán sólo en tiempos electorales para tratar de ganar puntos, o la simulación y pantomima a las que han apostado hasta la perdición muchos políticos y gobernantes en México, serán también el sello de sus eventuales gobiernos?

twitter: @jbarrera4   

jaime.barrera@milenio.com