Daños colaterales

Ferguson y el relato del policía Wilson

La noche del lunes 24, el fiscal Robert McCulloch, de San Luis (Misuri), entregó a la prensa en Ferguson la transcripción íntegra del testimonio del policía blanco Darren Wilson (28 años), tras dar a conocer el fallo del jurado que durante tres meses deliberó si había “razones suficientes” para inculpar al agente, que el 9 de agosto acribilló a tiros al joven negro Michael Brown (MB, 18), que estaba desarmado. El jurado de 12 miembros (nueve blancos) absolvió a Wilson. Dos se abstuvieron.

Según el jurado, que escuchó a 70 testigos y revisó cientos de documentos, incluidas las tres autopsias practicadas a MB, Wilson actuó en “legítima defensa”. Y si bien, como destaca el New York Times, MB estaba desarmado, Wilson afirmó o el martes, en sus primeras declaraciones públicas tras el dictamen, que “tengo la conciencia tranquila, lo volvería a hacer. (…) Era un hombre grande, (…) quería matarme”.

Según Wilson, primero hubo una provocación de MB. El policía patrullaba el barrio cuando fue advertido del robo de unos cigarrillos. Al ver aparecer a dos jóvenes, uno de ellos MB, estacionó el auto, abrió la puerta y les pidió que se acercaran. MB, en “actitud desafiante”, le preguntó qué quería, metió la cabeza y brazos en el auto y lo golpeó en el rostro. Una “confrontación física”, dijo Wilson, que justificó su “legítima defensa” (fue exonerado incluso de “homicidio involuntario”). Wilson saca su arma y amenaza con disparar, pero MB lo insulta, forcejea y obliga al policía a apuntarse a la cadera. En ese momento –dice Wilson– “supe que me iba a disparar”. Recupera el control de su pistola, dispara y hiere en la mano a MB, que intenta golpearlo de nuevo. Wilson dispara por segunda vez y MB huye, perseguido por Wilson. Pero regresa, según el agente, vuelve a confrontarlo y lleva la mano a la cintura. “Le digo que se detenga y se tire al suelo. No lo hace y disparo. Muchas veces”. (Serían diez, según el Post). MB vuelve a correr pero “una bala le da en la cabeza” y cae.

Según el fiscal McCulloch, cuyo padre, policía, fue muerto por un joven negro cuando él tenía 12 años, la declaración de Darren Wilson coincide con la de “otros testigos”, negros, que vieron a MB “amenazar” a Wilson.