El nuevo alcalde de León, Guanajuato

Después de jaloneos de todo tipo, finalmente el doctor Octavio Augusto Villasana  Delfín, asume el cargo de presidente Municipal de León, quien habrá de concluir en aproximadamente siete meses.

A pesar de que para muchos Villasana Delfín no tiene experiencia política, lo cierto es que ha ostentado diversos cargos dentro del Partido Revolucionario Institucional, además de haber sido Síndico y Regidor en otras administraciones, en las que ha demostrado ser un hombre equilibrado y de trabajo.

El galeno de origen veracruzano pero leonés por adopción, es un hombre respetado y reconocido como  médico neo cirujano, fue designado por mayoría dentro del Ayuntamiento local, el pasado viernes.

La votación poco ortodoxa, genera muchos comentarios a favor y en contra, hay quienes señalan que la ruptura verde tricolor, al menos en la votación del viernes, incidirá en forma negativa en la próxima contienda dentro de la alianza que apoya al también médico, Córdoba Villalobos.

Si a lo anterior le sumamos que también votaron en contra dos regidores leoneses emanados del Partido Revolucionario Institucional, el mensaje que se envía pudiera considerarse negativo no sólo hacia el exterior, sino igualmente al interior de los partidos  que conforman la alianza.

Pero no se puede pasar por alto, que la ex alcaldesa haría lo propio, es decir, dejar en su lugar a una persona afín a su proyecto, que le diera continuidad a los logros que esta administración municipal ha obtenido.

Fundamentalmente Bárbara Botello y su equipo, también jugaban en la designación del alcalde sustituto y sería iluso pensar que cedería los bártulos a personas que no fueran de su absoluta confianza.

Lo sorprendente es que se haya valido o haya aprovechado la postura blanquiazul en el cabildo, a fin de que con los votos de los regidores del PAN y el resto de los tricolores pudiera imponerse y dejar a Octavio Villasana en su lugar.

Muchos son los comentarios  que se escuchan sobre el previo a la designación de Villasana Delfín, las condiciones exigidas, concretamente algunas cabezas que se pedían de algunos miembros de la Administración Municipal, a cambio del voto.

Lo cierto es que finalmente con los votos del PAN y  los restantes del PRI, la propuesta de Bárbara Botello salió airosa y ya le tocará a Octavio Villasana Delfín, dentro del Ayuntamiento, poner en marcha la reparación del daño u operación cicatriz, si es necesario.

Vienen tiempos difíciles dentro de la Administración Municipal,  por el bien de los leoneses, esperemos que el episodio del Alcalde Sustituto, se supere inmediatamente.

El H. Ayuntamiento en pleno, deberá hacer lo propio y buscar cerrar a tambor batiente estos meses que restan a la actual administración, alejándose de revanchismos estériles que a nada conducen.

Las campañas están a punto de iniciar y será muy importante para la alianza que encabeza José Ángel  Córdoba Villalobos, se le de vuelta a la página y se trabaje mucho hacia el interior de los partidos que lo apoyan.

Las distintas corrientes sobre todo en el Revolucionario Institucional, saben por experiencia que estar divididos no abona a ningún proyecto, es necesario estar unidos para poder contender con posibilidades reales.

Habrá que estar muy atentos y ponerse a trabajar, los agoreros del fracaso estarán a la orden del día, como sucede cada elección, tratando de desalentar cualquier trabajo o proyecto, aun cuando no lo conozcan.

Probablemente lo más complicado este por venir y me refiero a la integración de las planillas, los cargos a síndicos y sobre todo de regidores, representará una verdadera lucha interna.

Una de las formas de salir adelante, es buscando los mejores perfiles, a fin de que sean las virtudes de los designados, las que hablen por sí mismas, es difícil dejar satisfechas a todas las corrientes.

El descontento se minimiza, cuando los elegidos brillan con luz propia y su capacidad, honorabilidad y sensibilidad, se convierten en la mejor carta de presentación.

Este proceso se vive con mayor intensidad dentro del tricolor, donde se tendrá que ser muy cauteloso; en el Partido del Tucán y Nueva Alianza, las propuestas son diferentes y sus métodos, al menos así se percibe, dejan satisfechos a sus militantes.

El doctor Primo Quiroz Durán, tiene enfrente un escenario difícil y de mucho trabajo, su papel como coordinador de campaña, es de suma importancia, tendrá que integrar a los tres partidos en las distintas tareas electorales.

Es complicado lograr convencer a los militantes capaces, para que participen en tareas partidistas, sobre todo cuando son distintos los partidos e incluso dentro de éstos, distintas las corrientes.

Vienen pues, tiempos y trabajos que habrán de definir y permitirán hacer una medición real de las campañas, que aporten elementos, que establezcan  preferencias electorales, ya con candidatos en plena actividad.

Esta por gestarse la que sin duda será la elección más cerrada para designar a un Alcalde en esta ciudad, los pequeños errores o aciertos pueden inclinar la balanza.

ftotrejo@gmail.com