Cambio de frecuencia

Asamblea Legislativa del DF, a televisión abierta

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) transmitirá sus sesiones por televisión a través de uno de los subcanales del Canal 21 operado por el gobierno capitalino. Así lo establece el convenio que la ALDF y el gobierno de Miguel Ángel Mancera firmaron el lunes.

Multiprogramación

No se tiene aún fecha para el inicio de esas transmisiones, pero el convenio es una muestra de cómo las entidades gubernamentales pueden aprovechar las posibilidades tecnológicas de la televisión digital (TDT) para que dos o más entidades públicas puedan transmitir su programación en el ancho de banda de un canal.

La TDT permite la multiprogramación, es decir, la posibilidad de que en un ancho de banda de 6 MHz —lo que ocupa un canal de televisión en el espectro radioeléctrico—, puedan transmitirse varios subcanales con programación diferente. En el caso del convenio entre la ALDF y el GDF, la programación de aquella se transmitirá a través del Canal 21.2 (uno de los subcanales del 21).

Todavía faltan varios pasos para que las transmisiones comiencen. El primero es licitar la compra de equipo por valor de 8 millones de pesos. Luego vendrá la negociación entre grupos parlamentarios para asignar sus tiempos y al final se definirá una programación que, además de las sesiones, incluirá “contenidos culturales, educativos y de contacto ciudadano”, informó Manuel Granados Covarrubias, presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF.

Debates históricos

Frecuentemente se dice que las transmisiones de los debates parlamentarios a través de la tv constituyen soporíferos de alta concentración y que son, además, inútiles. Aburridos pueden ser, pero inútiles no.

Las transmisiones del Canal del Congreso de la Unión desde las cámaras de Diputados y de Senadores han mostrado su utilidad, en primer lugar como un servicio a la ciudadanía, pero también como proveedores de audio y video para los diferentes medios de información. A través de esas transmisiones los ciudadanos hemos seguido debates históricos, como el de la reforma energética recientemente.

Los debates parlamentarios difícilmente generan un rating elevado, pero un país democrático o que aspira a serlo tiene obligación de ofrecer a aquellos  ciudadanos interesados en seguir esas discusiones la posibilidad de hacerlo, no importa si son mil o dos mil.

¿Canal ciudadano?

En el caso de los debates la agenda es cada vez más importante e interesante. Asuntos como la legalización de la mariguana —que de aprobarse colocaría al DF en la vanguardia de la lucha mundial contra el narcotráfico por métodos no violentos— tendrían que ser transmitidos en directo por televisión. Hubiera sido excelente que el canal de la ALDF se inaugurara con ese debate, pero, según se rumora, la iniciativa al respecto podría ser presentada la próxima semana, así que no podrá ser.

Sin embargo, el Canal 21, operado por el Gobierno del DF, debería transmitir en vivo ese debate y dar al asunto una amplia cobertura.

Por cierto, el proyecto de abrir uno de los subcanales del 21 para la ALDF fue presentado a Mancera a mediados del año pasado junto con otra propuesta: la de crear un “canal ciudadano”, también a través de un subcanal,  con una programación de alta calidad. La propuesta fue presentada por el periodista Virgilio Caballero con el apoyo de intelectuales y trabajadores de medios como Elena Poniatowska, Epigmenio Ibarra, Humberto Musacchio, Jorge Saldaña y Pablo González Casanova, entre otros.      

El canal para la ALDF está en marcha. ¿Mancera dirá que sí al ciudadano?

Microonda: Canal 45 y Encinas  

Y hablando de multiprogramación, televisión digital y debates parlamentarios, el nuevo presidente de la Comisión Bicameral del Canal de Televisión del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, Alejandro Encinas Rodríguez, senador del PRD, dijo al tomar posesión el martes pasado que uno de sus propósitos es lograr que ese canal se transmita en tv abierta. 

Debe recordarse que el Canal del Congreso transmite actualmente solo en televisión de paga; sin embargo, tiene ya asignada una frecuencia abierta —XHHCU TDT, Canal 45 del DF—, pero no ha iniciado transmisiones por esa vía debido, presumiblemente, a falta de presupuesto.

Hace dos años, el 8 de febrero de 2012, la extinta Cofetel autorizó al Congreso de la Unión un esquema de multiprogramación para colocar en el Canal 45 de la Ciudad de México al Canal del Congreso en alta definición (HDTV), así como un subcanal para la Cámara de Senadores y otro para la de Diputados, ambos con calidad estándar (SDTV).

Alejandro Encinas durará un año en el cargo. Veremos si consigue todo esto.