Intimidades Colectivas

In Memoriam, Don Sergio A. Corona Páez

La pluma más fina de la historiografía lagunera se ha ido: Sergio Antonio Corona Páez falleció la semana pasada.

Escribir del pasado no es lo mismo que escribir el pasado. Lo primero, aunque pudiera hacerlo un historiador, es afán principal de aficionados, vendedores de espejos y divulgadores. Son legión y su olor los delata. Lo segundo, en cambio, sólo puede hacerlo el historiador.  

Con Ortega y Gasset podríamos decir: “así como la física no es el experimento, la historia no es el documento”. Quien piense lo contrario puede editar un libro en pasta dura y papel fino para ganar plata, pero no escribe historia.

La escritura de la historia implica método, contraste de fuentes, aproximaciones, interpretaciones, búsqueda de realidad. En ese sentido, la historia se escribe, no sólo se describe.

A esto último se dedicó Sergio A. Corona Páez, quien escribió el marco de referencia fundamental de la historiografía lagunera. Con su partida, La Laguna pierde a su historiador, no solo a un historiador.

“La Comarca Lagunera, constructo cultural: economía y fe en la configuración de una mentalidad multicentenaria”, libro escrito por Sergio y editado por la Universidad Iberoamericana Torreón, es imprescindible lectura para quien busque comprensión profunda del ser lagunero.

No hay, hasta el momento, mejor libro para responder a la pregunta por el origen, configuración y devenir de la identidad lagunera.

Además de historiador y cronista, a Sergio lo recordaremos como cumplido guía para despertar la curiosidad intelectual entre sus alumnos. Luego de la primigenia tarea de un equipo de profesores, él se encargó de dar forma al Archivo y Centro de Estudios Históricos de la Ibero, listado en la Red de archivos históricos de la UNESCO.

Muchas personas guardaremos en nuestro recuerdo la siempre amable cortesía y afectiva disposición de Sergio. A su familia, respetuosamente mis condolencias. A Jaime Muñoz y Carlos Castañón, sus grandes amigos, un abrazo.

Coincidencia nefasta: falleció Sergio mientras la estulticia gobernante arranca el emblemático Torreón de su sitio original.   


twitter.com/letrasalaire