• Regístrate
Estás leyendo: Estamos en 2017 y no lo parece
Comparte esta noticia

Intimidades colectivas

Estamos en 2017 y no lo parece

Edgar Salinas Uribe

Publicidad
Publicidad

Hace tiempo le escuché decir a un buen amigo la frase “estamos en 2017”, en el contexto de un diálogo acerca de la histórica y cultural relegación de la mujer por el hecho de serlo. Ese “estamos en 2017” fue un modo de decir cuán absurdo es mantener esquemas como los que por siglos han privado a la mujer de ser cuanto puede ser.

Hay otra lista, casi interminable de temas, cuya situación merecería un “estamos en 2017” como frase para desaprobar su persistencia. Un sinfín de exclusiones, desigualdades y prejuicios mantienen estructuras y prácticas sociales ajenas a la conducta propia de un año y un siglo que podrían preciarse de ser receptores del avance libertario y de dignificación de las personas.

Contrasta el avance tecnológico alcanzado con lo dispar en logros que la agenda civilizatoria ha tenido. Y esa distancia se acentúa más con la constatación de lo efímero que puede ser un logro civilizatorio en las prácticas y relaciones humanas.

Un ejemplo de lo anterior es la fragilidad de la democracia asentada en la libertad, igualdad y dignidad humana. Con suma facilidad este logro de la organización social es sacudido y ninguneado.

Basta que algunos sentencien en su contra de un modo persuasivo para poner en entredicho la ventaja política de fomentar la libertad respetando la dignidad de las personas.

No es fácil responder a la pregunta acerca de por qué es tan sencillo echar abajo siglos de avance en el ámbito de la conducta humana. En cualquier momento, por ejemplo, podemos despertar con la noticia de otra guerra inútil o con la de que en Australia aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero no una vocería para la representación de los pueblos originarios en su parlamento.

Estamos en 2017 y todavía pareciera que faltaran miles de años para civilizar al globo, volverlo seguro, cuidado, saludable. Al paso que vamos no son mayores las posibilidades de tener un mundo civilizado de aquellas que tiene su destrucción por parte de quienes podemos hacer una u otra cosa: las personas.


twitter.com/letrasalaire

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.