Duda razonable

¿Por qué nadie quiere comprar la "casa blanca"?

Hace un mes que el país entero se fue de vacaciones de Navidad y fin de año. Hace dos semanas que regresamos a trabajar.

No todos, según parece.

Hace un mes el gobierno de Enrique Peña Nieto se fue a descansar en medio de una profunda crisis de confianza y credibilidad, hundido en las encuestas, cuestionada su honestidad y su eficacia. Yo escribí aquí que me parecía sensato tomarse dos semanas para pensar y planear cómo atacar la crisis que les impediría realizar el más complicado de los trabajos: gobernar, o como ellos le llaman, implementar las reformas logradas en los primeros dos años.

Han pasado dos semanas y nada.

El decálogo del Presidente se ha diluido en el laberinto legislativo y algunas noticias no parecen buenas: cambios introducidos el año pasado a la propuesta del sistema anticorrupción, que según especialistas la hacen inútil, mantienen atorada la discusión. Algo similar ha sucedido con el Código de Procedimientos Penales modificado en el Senado en diciembre. Otras propuestas se comenzarán a discutir en comisiones legislativas esta misma semana, pero no parece haber mucho interés desde Los Pinos.

El “ruido” en muchas oficinas de gobierno y de parte de funcionarios que piden discreción es que las cosas están un poco detenidas porque “vienen cambios pronto”. Puede que sea cierto.

El problema es que tal vez sea demasiado tarde.

Pienso en dos ejemplos que demuestran esta especie de pasmo.

Hace dos meses que Angélica Rivera de Peña anunció que ponía a la venta los derechos adquiridos sobre la casa blanca. Dijo que ella había ya pagado poco más de 14 millones de pesos. ¿Por qué nadie los ha comprado? ¿Por qué en Presidencia no se ha hecho nada para que la primera dama ya no tenga nada que ver con esa casa?

Hace poco más de un mes, Luis Videgaray dijo que le parecía una buena idea que un ente independiente investigara y dictaminara si que él haya comprado una casa a Higa en Malinalco constituía un conflicto de interés. ¿Por qué no se ha iniciado esa investigación?

Al país le urge un signo, uno solo, de que la apuesta no era al olvido.

 

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos