Duda razonable

Cuando los maestros se harten y empiece la revuelta

Ayer, en su Asalto a la razón contaba Carlos Marín la lógica molestia de la sección 59, castigada por el subsecretario de Gobernación Luis Miranda, frente a las peticiones de la sección 22 y en general de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

También ayer, la organización Mexicanos Primero denunció cómo los gobiernos federal y estatal en Michoacán están dándole la vuelta a la reforma educativa para apaciguar a los maestros disidentes.

La estrategia de la contención en las calles y la satisfacción material para los líderes de la CNTE que encabeza y opera el subsecretario Miranda llegará inevitablemente a su límite, más pronto que tarde. Y llegará porque quienes están atentos a todo esto son los miles y miles y miles de maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación a los que sí se les ha aplicado.

Póngase usted en sus zapatos: su lideresa histórica terminó en la cárcel por quejarse. Después de eso les cambiaron todas las reglas de contratación, ascensos, premios, promociones y despidos que ellos habían manejado desde hacía años; y resulta que hay unos maestros, en ciertos estados, que no se deben sujetar a esas reglas porque salen a la calle y paralizan la ciudad. Además, a sus líderes les dan lana en efectivo y las plazas que ellos quieran.

¿Usted a qué grupo quiere pertenecer?

El SNTE de Juan Díaz ha estado calladito estos años después de Elba Esther. Concluyó sin sobresaltos la primera negociación salarial sin las complicaciones que significaban el viejo esquema. Sucedió el primer examen de ingreso sin mayores incidentes. La inmensa mayoría de los maestros del país va transitando hacia la nueva realidad que la reforma les trajo. Es una realidad donde tiene menos poder político y donde las reglas les son menos favorecedoras que hace unos años.

¿Cuánto tiempo falta para que los maestros del SNTE volteen a mirar a los de la CNTE y se digan a sí mismos: eso quiero yo?

¿Cuánto tiempo falta para que esa presión llegue de sus allegados hasta Juan Díaz y cuánto para que Juan Díaz quiera las maletas con efectivo que se reparte entre el liderazgo de la 22?

Los verdaderamente capaces de matar la reforma son los maestros del SNTE, cuando se den cuenta de que el gobierno ha decidido tratar a otros mejor.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos