Las 5 claves del TLC

¿Qué pasa si EU se retira del TLCAN? Estos son los aspectos a tomar en cuenta.
Trump comenzó su gestión firmando la orden para salirse del TPP.
Trump comenzó su gestión firmando la orden para salirse del TPP. (Reuters)

1) Lo que está en juego a nivel económico es enorme 

Desde que el TLCAN entró en vigor, el 1 de enero de 1994, el comercio entre los tres países tuvo una fuerte explosión como resultado del nacimiento de lo que ahora son cadenas de suministro continentales. 

El comercio de EU con Canadá y México representa más de 1,000 mdd anuales y fue casi 30% de su comercio con el mundo en los primeros 11 meses de 2016. Esa cifra es el doble de comercio que tiene con China y 10 veces más que el del Reino Unido.


2) Todos dicen: el TLCAN necesita actualizarse 

Trump no es el primer presidente estadounidense que pide una renegociación del TLCAN. Durante su campaña de 2008, el hoy expresidente Barack Obama se comprometió a renegociarlo para actualizar sus estándares laborales y ambientales. 

Su administración argumentó que cumplió esa promesa con el Acuerdo Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) de 12 países, que incluye a Canadá y México. El lunes pasado, Donald Trump eliminó este acuerdo al firmar una orden ejecutiva para retirar a su país del TPP. De una extraña manera, el gobierno de Obama ya había sentado las bases para una renegociación del TLCAN. 


3) Un “impuesto fronterizo” es una amenaza difícil de cumplir 

Trump amenazó que aplicará un impuesto de 35% a las empresas que ubiquen sus plantas en México en lugar de EU. Al hacerlo violaría los términos del TLCAN y los compromisos de EU como miembro de la Organización Mundial de Comercio. 

Los miembros del gabinete de Trump también expresaron su escepticismo. “No creo que sea un plan que se ponga en acción”, dijo Stephen Mnuchin, candidato a secretario del Tesoro, a los senadores. 

Cumplir con la amenaza puede ser políticamente difícil, el Congreso guarda sus poderes constitucionales sobre el comercio y algunos republicanos, como el presidentede la Cámara, Paul Ryan, ya dejaron en claro que se van a oponer a nuevos aranceles.


TE RECOMENDAMOS: En relación México-EU, lo peor está por venir: Calderón


4) EU se centrará en impuestos, disputas y “reglas de origen” 

Mientras que el nuevo gabinete espera ser ratificado por el Congreso, los objetivos de EU para la negociación no son claros y se espera que cambien a lo largo de los 18 meses que durará el proceso. 

Wilbur Ross, el secretario de Comercio entrante, y el economista Peter Navarro, quien dirige el nuevo Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, indicaron que el uso que hace México del deducible del IVA para los exportadores es un área de preocupación. 

“México explotó con astucia el arancel oculto del IVA para ampliar su ventaja competitiva”, escribió Ross, refiriéndose al aumento del IVA de 10 a 16% desde que entró el TLCAN. “Esto desalienta las exportaciones de EU a México y alienta a que los fabricantes estadounidenses ubiquen operaciones en México.” 

Además, los funcionarios se quejaron del sistema tripartita de solución de disputas que rige los desacuerdos de TLCAN y sobre las “reglas de origen” que determinan qué cantidad de producto se tiene que hacer dentro de las fronteras del TLCAN para calificar para sus beneficios. 


5) México tendrá la mano más débil en la mesa de negociaciones 

El precursor del TLCAN fue un acuerdo bilateral entre Canadá y EU de 1987, que aún se mantiene como el principal destino de exportación de EU. Si Trump se retira del TLCAN, México podría quedar en la posición más precaria de los tres

EU también tiene un atractivo superávit comercial con Canadá en bienes y servicios. “Compramos más bienes de EU de los que enviamos”, dice Peter Mackay, ex ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, y actualmente en el bufete de abogados Baker McKenzie. 

Gary Hufbauer, investigador senior del Instituto Peterson de Economía Internacional, dice que el acuerdo de 1987 podría ser uno de los pilares para un sucesor del TLCAN si este cae.