Petrobras afecta a las aerolíneas brasileñas

El país tiene la turbosina más cara después de Malawi, debido a los impuestos de importación y la fluctuación monetaria.
Plataforma de la empresa en Campos.
Plataforma de la empresa en Campos. (Bruno Domingos/Reuters)

Sao Paulo

Las políticas de precios de Petrobras amenazan a la aviación brasileña, el tercer mayor mercado doméstico y uno de los impulsores del crecimiento del país, según advirtieron las asociaciones de la industria.

Eduardo Sanovicz, director de Abear, la asociación de aerolíneas brasileñas, dijo que el país tenía la segunda turbosina más cara después de Malawi, lo que hacía imposible para las aerolíneas reducir los precios de los boletos al momento que hay una desaceleración económica.

“Esta es una barrera fundamental si la aviación brasileña quiere aumentar el número de pasajeros de los actuales 111 millones”, dijo Sanovicz.

El combustible representa 40% de los costos de operación de las aerolíneas brasileñas cuando el promedio mundial es de un poco más de 30%, dijo.

La turbosina es cara en Brasil porque Petrobras, la empresa petrolera estatal, carga una pesada “tarifa de importación”, a pesar de que más de 75% del combustible hoy en día es refinado en el país, dijo.

Hemant Mistry, director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), dijo: “La estructura de precios en Brasil está configurada como si 100% del combustible fuera importado, y esto agrega gastos artificiales al costo de éste, tales como un costo imaginario de embarques de Texas a Brasil”.

Expertos de la industria sospechan que Petrobras se niega a actualizar su fórmula de fijación de precios para la turbosina porque su división de refinación se encuentra bajo una gran presión financiera, ya que el gobierno lo obliga a financiar los subsidios de la gasolina y el diésel para los conductores.

Los subsidios, una medida que contiene la inflación en el país, le costó a la división de refinación de Petrobras casi 6 mil millones de dólares en el primer semestre del año.

Se les ha culpado de quiebras en la industria de los combustibles de etanol, que ha estado batallando para competir.

Petrobras, que representa casi un monopolio, dijo que su fórmula para la turbosina estaba “basada en parámetros del mercado internacional con oscilaciones inferiores o superiores”.

Entre 2002 y el año pasado se triplicó el número de aerolíneas de pasajeros en Brasil cuando la clase media emergente del país cambió los viajes de larga distancia en autobús por viajes aéreos.

Pero Sanovicz dijo que a medida que la economía se desaceleró, la industria aérea empezó a enfrentar un futuro incierto, a menos que se superen las limitaciones estructurales.

Además del alto precio de la turbosina, los problemas regulatorios como un tope de 20% en inversión extranjera en el sector también es objeto de críticas.

111

Millones de pasajeros que trasladan las aerolíneas brasileñas anualmente.

6,000 mdd

Costo que representa el subsidio de refinación a la petrolera estatal Petrobras.

40%

Representa el combustible en el gasto de operación.