'Cuau' pide en San Lázaro juicio político contra Graco

La demanda de juicio político que presentó el alcalde de Cuernavaca es también contra varios diputados locales y contra su antecesor, Jorge Morales Barud.
Cuauhtémoc Blanco Bravo tiene tres días para presentarse ratificar el documento.
Cuauhtémoc Blanco Bravo tiene tres días para presentarse ratificar el documento. (David Monroy)

Morelos

El presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, interpuso en la Cámara de Diputados una demanda de juicio político contra el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreú, así como contra varios diputados morelenses y su antecesor, Jorge Morales Barud.

TE RECOMENDAMOS: Cuauhtémoc Blanco peleará “hasta las últimas consecuencias”

La solicitud la presentó estar tarde, confirmaron fuentes de la Secretaría General de la Cámara de Diputados, quienes además dijeron que el alcalde tiene tres días para ratificarla.

Los legisladores que son incluidos en esta demanda de juicio político son los perredistas: Julio Espín Navarrete, Hortencia Figueroa Peralta, Enrique Javier Lafitte Bretón y Eder Rodríguez Casillas; los priistas: Francisco Moreno Merino y Mario Chávez Ortega.

La denuncia también incluye a los diputados Jaime Álvarez Cisneros, de Movimiento Ciudadano; Javier Estrada González, del Partido Verde; Julio César Yáñez Moreno, del Partido Social Demócrata y Carlos Alaniz Romero, del PAN.

La información ofrecida confirma la presentación de la solicitud de demanda de juicio político, pero no especifica los motivos por los cuales el ex futbolista inició dicho procedimiento.

Cabe señalar que Blanco Bravo enfrenta tres procesos iniciados por los legisladores locales de Morelos para destituirlo: una revocación de mandato, una separación del cargo y un juicio político.

Sin embargo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) mantiene protegido al alcalde con tres suspensiones provisionales asignadas a cada uno de los procesos.

En todos los casos, los detractores de Blanco podrán mantener los procesos y sentenciarlo, pero no podrán ejecutar dichas sentencias.

La orden de la SCJN es que el ex futbolista no puede ser destituido hasta que se analice el fondo de los argumentos presentados por los legisladores en torno a los requisitos de elegibilidad.

La Corte aclaró que los diputados no tienen facultad para analizar y juzgar dichos requisitos de ningún ciudadano, ya que las autoridades electorales correspondientes son las encargadas de hacerlo, especificó que, en todo caso, el máximo tribunal del país es el único que podrá determinar lo que suceda al respecto.

Los legisladores parlamentarios a quienes se les interpuso la demanda, son los líderes partidistas en el Congreso del estado, así como los integrantes de la comisión de Gobernación y Gran Jurado, órgano que dio paso a la solicitud de juicio político contra Blanco, impulsada por el jurista, Raúl Carrancá y Rivas.

VJCM